Nuevos estudios sobre desigualdad


Acumulación de capital y Movilidad social, una relación contradictoria

-Un comentario para Blog Escudrojo de Sergio Reuben Soto-


Tanto en los escritos que he presentado en este Blog Escudrojo, como en los últimos tres artículos académicos publicados en revistas especializadas,[1] se ha presentado un supuesto que surge de un esfuerzo inductivo sobre los hechos y datos concretos que muestra la realidad económica de los principales países capitalistas:  a) La presencia del crecimiento de la desigualdad en la distribución del ingreso, como un fenómeno normalizado entre esos países, b) la concentración del capital en pocas manos con el consecuente debilitamiento de la competencia en los mercados, y c) la aparición de altas tasas de desempleo o, cuando no, de un fuerte deterioro de las condiciones laborales de los trabajadores asalariados (y crecimiento de la pobreza).  Estos hechos me hicieron conjeturar una relación entre ellos y el surgimiento de la crisis económica (incluyendo la lentísima “recuperación” del crecimiento en su producción y empleo), que dominó la década pasada.

De hecho ese supuesto, teóricamente plausible en el marco paradigmático de la Economía Política, está a la base de nuestra propuesta teórica que se concreta en el último artículo; de que es en el mismo proceso de acumulación de capital donde se encuentra el mecanismo que conduce a su concentración en pocas manos, y a la crisis.

Dos nuevos estudios vienen a darle un acabado más pulido a este conjunto de supuestos y teorías.  La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), ha publicado recientemente un cuadro en el que puede observarse el número de generaciones que requieren los habitantes de sus países, nacidos entre las familias de bajos ingresos (percentil 10), para escalar posicione hasta alcanzar las familias de ingresos medios.

La distribución que se deslaza desde Dinamarca en dónde sólo dos generaciones son necesarias para que una familia pase de ser una de bajo, a una de mediano ingreso, hasta Colombia, en la que una persona nacida en una familia de bajo ingreso nunca (11 generaciones) podrá ver a un vástago de sus hijos/as alcanzar el ingreso medio (gráfico arriba).

La movilidad social fue siempre una de las banderas levantadas por la socialdemocracia europea, no obstante que no fueran muchos los países de esa región que la consiguieran de manera sistemática.  Aún hoy muchos de ellos están por debajo de la media que presenta la OCDE (de 4,5 generaciones, prácticamente los bisnietos de la familia original).  Por el contrario, el “sueño americano” fue durante muchos años, el medio más reconocido para la movilidad social, pero, como se puede ver en el gráfico anterior, ha perdido fuelle, y hoy día se encuentra por debajo de la media de la OCDE.

El Foro Económico Mundial (WEF, siglas en Inglés), presenta resultados semejantes de un estudio elaborado por el Program for International Assessment of Adult Competencies en la página web (https://www.weforum.org/agenda/2018/11/education-does-not-always-equal-social-mobility/) que grafica la relación entre el coeficiente de desigualdad de Gini y un indicador de movilidad social.

A pesar de ser un estudio que abarca sólo 4 años, hasta el 2000, la relación es estrecha y suficientemente concluyente, no obstante que el problema de la movilidad social y la desigualdad se agravan después de la crisis que surge en el 2008.

Cuando se confirma esta relación en los países de la OCDE y en los mismos EEUU no debe pasarse por alto que esa movilidad es la que le da vitalidad a la vida social, especialmente en una sociedad que define el progreso y el bienestar en términos de capacidad adquisitiva.

Nuestra conjetura inferencial de una relación entre la desigualdad y el mal funcionamiento del sistema económico, como puede entenderse, es cíclicamente perversa, por cuando una provoca la otra.  Y no parece haber, dentro del sistema mismo, variables o elementos que puedan detener esa marcha infernal.  Sólo están disponibles para esos efectos elementos de naturaleza política…, siempre que el Estado pueda conservar la independencia suficiente del poder económico, para darle aire y oídos a la protesta popular.

En conclusión, los estudios sobre movilidad social y desigualdad vienen a confirmar el supuesto de que la desigualdad deteriora la estructura de la movilidad social.  El malestar que muestran los pueblos no es, como quisieran algunos entenderlo, por mala administración pública, por corrupción o altos déficit fiscales, ese malestar está enquistado en los mismos resultados del sistema económico, que indefectiblemente tiende hacia la concentración de la riqueza y la desigualdad.


[1] .- “Fundamentos hipotéticos para investigar la crisis económica contemporánea”, Revista Ciencias Económicas, Vol.30, N°2, pp. 89-130, segundo semestre de 2012, Facultad de Ciencias Económicas, Universidad de Costa Rica.

http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/economicas/article/download/8008/7630

“La crisis económica actual: una visión desde la economía política”, Revista Ciencias Económicas, Vol.26, N°2, segundo semestre de 2008, pp.71-103, Facultad de Ciencias Económicas, Universidad de Costa Rica,

http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/economicas/article/view/7138/6822

“La acumulación de capital, transgresora de la organización económica”, presentado para su publicación en la revista Ciencia Económica de la Universidad Autónoma de México, 11, enero, 2019.

Anuncios
Publicado en Crisis del capitalismo, Economía global, Soluciones a la crisis | Etiquetado , , | Deja un comentario

El Senado de los EEUU “condena” a la MMT


Cuando los órganos democráticos (y judiciales) pierden su función de representación (e impartición de justicia), y quedan presos del poder hegemónico.


-Un comentario de Sergio Reuben Soto para Blog Escudrojo-


Resultado de imagen para teoría monetaria moderna

Resultado de imagen para senado de los eeuuEn un acto históricamente insólito, el Senado norteamericano ha condenado la Teoría Monetaria Moderna (MMT en inglés).  Basándose en declaraciones y comentarios de distintas instituciones privadas y universitarias, los senadores estadounidenses consideraron en su condenatoria que esta propuesta teórica contraviene los principios de la teoría económica convencional o dominante (ver aquí), y, por tanto, induce a generar políticas económicas perjudiciales; concretamente hiperinflación.

Para algunos, el origen de la MMT puede remontarse a lo que se conoció como el chartalismo nacido de los escritos de Georg F. Knapp y de Alfred Mitchel-Innes en el primer decenio del siglo XX.  Su principal postulado es que el dinero es producto de la ley, es una creación del estado para efectos de normalizar el cobro de impuestos.

De esta manera, el dinero es visto como una forma de adelanto al público por el gobierno para ser cancelado posteriormente por medio de impuestos.  Sería así un medio de pago, un medio útil para el intercambio en los mercados locales y, por tanto, útil para favorecer el ciclo de los negocios privados y de la producción.  Y conforme este medio alcanza el favor y la aceptación general del público, adquiere valor en sí mismo por cuanto su posesión permite realizar esos intercambios y además consiente llevar a cabo el pago de impuestos y tarifas de ley.

A partir de estos enunciados y definiciones, se explica que el déficit financiero del gobierno y su correspondiente deuda pública sean vistas por esta teoría, como la expresión de un faltante en los ingresos debido a problemas de bajos impuestos y tarifas, o malos procedimientos para su cobro.  Asimismo, el desempleo se considera producto de un faltante en el gasto o en el suministro de dinero por parte del Estado.  Está claro que la eficiencia de la actividad laboral es comprendida como un desempeño general, nacional, parejo en tanto que corresponde a actividades de naturalezas distintas e incomparables.

Como se puede comprender, la perspectiva levantada por esta teórica está implícita en la Teoría general de la ocupación, el interés y el  dinero de John Maynar Keynes cuando propone que el gasto público (y por tanto la deuda) es un disparador de la actividad económica que termina con nuevos ingresos para el gobierno, para saldar la deuda.

Las nuevas expresiones de esta perspectiva teórica aparecen particularmente conspicuas después de la recesión del 2007-2009 y se concentran en una acerada crítica a las políticas surgidas de la corriente económica neoliberal de restricción del gasto público, reducción del aparato estatal y de una política monetaria con fuerte tendencia restrictiva.  La Teoría Monetaria Moderna se decanta abiertamente por una política monetaria expResultado de imagen para teoría monetaria modernaansiva en momentos de desempleo o recesión, aumento del gasto público y medidas para reducir la creciente desigualdad de ingresos y fortunas que atenaza la demanda agregada.

Con esta rápida y concisa reseña de su fundamento teórico, podemos entender la preocupación que ha surgido en los círculos que han venido definiendo las políticas económicas neoliberales, con el relieve que ha adquirido la MMT en buena parte de la institucionalidad académica.  La “condena” de esta teoría por el Senado de los EEUU no es más que una muestra del nivel de “preocupación” que muestran esos círculos.

Al analizar la Resolución senatorial queda patente la ausencia del equilibrio teorico-ideológico que debieran guardar las resoluciones emanadas de un ente político que supone un equilibrio democrático.  La totalidad de las referencias en las que basan la resolución condenatoria son economistas e institutos de investigación notables por su orientación teórico-ideológica neoliberal, que han impulsado y propuesto políticas económicas fundadas en el modelo de comprensión del comportamiento económico conocido como del Equilibrio General Dinámico Estocástico (DGSE en Inglés).  La condenatoria adquiere así un claro tinte ideologico-político, muy parecido a lo que ocurrió recientemente en Costa Rica, con la sentencia de la Sala Constitucional sobre la constitucionalidad de la ley N°20580 de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.

Como señalamos en un artículo publicado en este Blog y en el periódico ElPaísCR Digital para ese caso, la resolución de constitucionalidad de dicha ley está fundada en que el interés público por la reactivación económica que ella traería, se impone a los defectos constitucionales encontrados en ella.  Pero la suposición de los efectos económicos benéficos surge de la perspectiva teórica dominante, que precisamente supone un funcionamiento del sistema económico que requiere abolir ciertos principios constitucionales.  Un endiablado entramado de supuestos que termina reformando en la práctica el ordenamiento legal en contra de la misma constitución…

Resultado de imagen para sala cuarta constitucional de costa ricaLa ausencia en ambas resoluciones del Senado norteamericano y de la Sala Cuarta costarricense, de referencias a otras perspectivas y propuestas que enuncian resultados distintos (y hasta contradictorios) a los formulados por la corriente económica dominante, es una clara evidencia del confinamiento en que están esas instancias dentro de los muros del poder hegemónico.

El notable malestar en los pueblos que puede constatarse diariamente en la noticias es una muestra de un funcionamiento indebido del sistema social y, desde nuestra perspectiva teórica, fundamentalmente, un mal funcionamiento del sistema de producción y reparto del producto colectivo.[1]  Romper y sustituir el paradigma económico dominante no es fácil y se hace mucho más difícil cuando entes como los Senados o aún más las Salas Constitucionales, no guardan el equilibrio teorico-ideológico que su majestad demanda.


[1] – puede verse, “El capital a escala global-nacional y el malestar de las naciones”, Revista de Ciencias Sociales, N° 162, IV, 2018, Universidad de Costa Rica, San José.

https://revistas.ucr.ac.cr/index.php/sociales/article/view/36585

Publicado en Desinformación de Medios | Deja un comentario

Comunicado Oficial de CLACSO sobre la situación de Venezuela


CONSEJO LATINOAMERICANO DE CIENCIAS SOCIALES A la Comunidad Internacional.   No al intervencionismo.  Por la paz y el diálogo en Venezuela.   Hoy Venezuela vive una grave situación, que va prefigurando la posibilidad de una invasión o una guerra civil, … Seguir leyendo

Galería | Deja un comentario

La manzana de la disordia

Esta galería contiene 2 fotos


Golpe en Venezuela ¿o definición del Cisma geopolítico global?   Contribución para el Blog Escudrojo de Rafael Bautista S. Si el fracaso en Irak y Afganistán marcó el inicio de la declinación hegemónica imperial; la reciente salida del ejército gringo … Seguir leyendo

Galería | Deja un comentario

El juego de dogmas e intereses detrás de la Teoría Económica


El paradigma económico neoclásico domina aún entre sus críticos

Imagen relacionada

-Comentario para el Blog Escudrojo de Sergio Reuben Soto-

En un comentario en estos días, el premio Nobel de Economía del año 2006 Edmund Phelps expone brevemente algunas de las conclusiones que sus estudios han arrojado sobre las causas de la “crisis” del sistema capitalista.  Y señala tres “revoluciones” que debieran suceder en la ciencia económica para que mejore su explicación y predicción de los fenómenos económicos (puede verse en: “Las tres revoluciones que necesita la economía

Reseñamos brevemente este comentario porque, por una parte contribuye a validar lo que se ha venido exponiendo en este Blog Escudrojo, y por otra, porque muestra la dificultad que tienen las personas formadas en los paradigmas tradicionales de la Economía para observa y reconocer las debilidades teóricas de éstos; no obstante que constaten sus dificultades para explicar el comportamiento económico de las sociedades.

Phelps señala en el comentario, que las tres revoluciones que deben darse en la Economía son 1.- el reconocimiento de que hoy no puede pensarse una ciencia que suponga relaciones determinantes absolutas.  Las determinaciones están mediadas por una multitud de variables que las hacen inciertas.  Es el principio de incertidumbre. 2.- el reconocimiento de que en el mercado laboral la información es “asimétrica” (sic); esto es, que los trabajadores no conocen todas las condiciones de la oferta de empleos ni de los salarios, lo que les impide “competir” efectivamente. Y 3.- que en los modelos originados en el paradigma económico vigente, no se han incorporado debidamente las variables de la innovación y la creatividad, reconociéndolas sólo como variable exógenas al funcionamiento de la economía y por tanto aleatorias.

Lo que Phelps parece incapaz de observar es que el principal problema de las teorías económicas dominantes es que el mercado laboral no sólo es asimétrico en cuanto a información, sino que es asimétrico en cuanto a las condiciones generales de competencia (o competitividad), mostrando uno de los “contratantes” un “poder de mercado” mucho mayor que el otro.  Es un mercado caracterizado por las condiciones del Casino en el que “la casa nunca pierde”, porque cuenta con un capital mucho mayor que el de cualquiera de sus clientes; y los juegos están diseñados para que las probabilidades de ganar por parte de ella, aunque relativamente pequeñas, sean siempre mayores que las de perder.  El lector y la lectora entenderán que en el caso del mercado laboral debiera ser el Estado el que diseñe las probabilidades de ganancia del juego…, pero…

Esta condición del mercado laboral hace que el “equilibrio” que alcance el sistema no pueda ser el óptimo, ya que las remuneraciones a los factores de la producción no son proporcionales a las contribuciones de éstos.  Y con ello el sistema genera unas tendencias hacia la desproporción de sus resultados con respecto a las necesidades creadas.

Más aún, la suposición subyacente al paradigma económico dominante, de la existencia de mercados libres (y perfectos) en el resto del sistema, no tiene asidero práctico o micro económico.  Por un lado porque todos los desarrollos sobre la teoría de la firma o de la economía industrial lo que se proponen es encontrar las formas de maximizar la ganancia, (lo que implica que algunas firmas, las más “eficientes”, tengan ganancias superiores a la media de su sector), con lo que obtienen condiciones para “dominar el mercado”, o como se dice en esos desarrollos teórico para ganar “poder de mercado”.  Y en segundo lugar, porque al establecerse esta tendencia (que se hace ineludible para la empresa capitalista a riesgo de vegetar), desaparece la condición primordial por la cual el sistema lograra optimizar la distribución de los recursos escaso disponibles entre las necesidades generadas.

Ese es el dilema del paradigma económico neoclásico y sus desarrollos hasta nuestros días (véase Reuben).  Y ese dilema irresoluto es el que está a la base de los resultados calamitosos de las políticas económicas originadas en ese paradigma.  El estancamiento de nuestras economías, su desempleo estructural, sus desproporciones y la desigualdad en la  distribución del ingreso socialmente generado, el malestar general de la naciones que Phelps señala, tienen su origen en la incapacidad de la teoría económica hegemónica ( y sus políticas neoliberales) de reconocer la existencia de esas características de las relaciones económicas del capitalismo.

Un juego de dogmas e intereses dominan los desarrollo teóricos y prácticos de la Economía contemporánea.

–o0o–

*- Ilustración tomada de http://viva.org.co/cajavirtual/svc0364/articulo18.html

Publicado en Desinformación de Medios | Deja un comentario

Debilidades teóricas del Neoliberalismo Económico

Esta galería contiene 1 foto


Los paradigmas de la Economía y el Neoliberalismo Económico -Sergio Reuben Soto- Esta reflexión fue escrita para cuestionar el fallo de la Sala Constitucional de Costa Rica sobre la constitucionalidad de un proyecto de ley denominado Ley de Fortalecimiento de … Seguir leyendo

Galería | Etiquetado , , , | 2 comentarios

El incremento de la pobreza entre el 2017 y el 2018 en Costa Rica: algunos apuntes

Esta galería contiene 3 fotos


-Por Nicolás Boeglin- Tomado de su Blog “Derecho Internacional Público, Costa Rica, http://derechointernacionalcr.blogspot.com/2018/10/pobreza-en-costa-rica-en-aumento.html, Este 18 de octubre fue dado a conocer el estudio denominado “Encuesta Nacional de Hogares Julio 2018“, elaborado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo de … Seguir leyendo

Galería | Deja un comentario

Un paso atrás cero adelante

Esta galería contiene 5 fotos


Los niños encerrados: la crisis de la hegemonía norteamericana -Por Servio Escudrojo-             La decisión del presidente de los Estados Unidos de anular su decreto de separar los niños y niñas de las familias migrantes, es una muestra de la … Seguir leyendo

Galería | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Derecha al fondo


¡Derecha al fin!

-Un comentario para el BlogEscudrojo de Sergio Reuben Soto-

Esto que parece un giro a la derecha en muchos países o la devolución de un péndulo que tímidamente caminaba hacia la izquierda, visto en perspectiva dialéctica es más bien la confirma del avance histórico hacia la izquierda de las sociedades.

Si observamos con detenimiento los movimientos actuales que pudiéramos calificar como desplazamientos hacia la derecha de nuestras sociedades, podemos observar que éstos están sustentados en acciones históricamente debilitadas, endebles culturalmente, frágiles económicamente, pueriles políticamente.

Modernidad contra-cultura

Culturalmente endebles porque se encuentran enfrentadas, estas acciones, a una estructura de valores y principios que ha venido construyéndose sobre la base de relaciones sociales transformadas por los avances técnicos, por las contradicciones económicas, ante las luchas por el poder y por la internacionalización de las comunicaciones.  Estas acciones restauradoras de usos y costumbres de la “modernidad” se enfrentan a un muro cultural nuevo cuya solidez es dada por la congruencia de sus relaciones sociales con las condiciones en que se encuentra organizada actualmente la producción y la distribución del producto social, por una parte, y, por otra, con las nuevas características que ha asumido la administración del poder y la representación popular.  Entran pues, estas acciones, en conflicto con una estructura de relaciones culturales que responde a las transformaciones que se han dado en otros ámbitos del acontecer social; principalmente en el económico y en el político.

Capitalismo en crisis

Por su parte, las acciones encaminadas a dar un giro hacia la derecha en el ámbito económico (que en este caso debemos entender como el redireccionamiento de las relaciones de producción hacia la apropiación y gestión privada del excedente social, y la reducción de la propiedad colectiva o estatal y su gestión política) se ven enfrentadas a resultados cada vez menos favorables.  Resultados que ponen en entredicho la eficiencia y la eficacia de esas acciones, en tanto incapaces de satisfacer debidamente las necesidades surgidas del mismo avance productivo, de la internacionalización de los mercados, de los nuevos usos y costumbres, y de las demandas originadas en las relaciones de poder y de representación política.  Estas acciones privatizantes de la actividad productiva generan en el ámbito de las relaciones de la producción y distribución regidas por el capital, una tendencia hacia el desorden, hacia la desproporción, hacia el desequilibrio estructural que imponen frecuentes rompimiento del proceso productivo, con sus funestas consecuencias sobre el bienestar material de los pueblos.

  Fribolidad y populismo

Y, finalmente, las acciones políticas que toman los movimientos que buscan el regreso a posturas derechistas adquieren características frívolas, demagógicas, populistas, que rayan por otro lado en el autoritarismo.  El tamaño, la complejidad y diversidad de las sociedades contemporáneas, en el marco de  una institucionalidad republicana y democrática, han generado una sólida estructura de administración del poder y la justicia.  Mas los procedimientos para administrar el poder legislativo, el poder ejecutivo y el judicial y el mismo manejo de la opinión pública requeridos para gobernar y que respondían a una organización nacional hegemonizada por una clase social, encuentran rigideces en tales estructuras conforme la población se empodera recurriendo a la misma institucionalidad democrática y republicana.  La mayor transparencia que ha traído esta institucionalidad en el uso del poder por esa clase hegemónica, ha hecho pública la instrumentalización del poder para beneficio económico de la clase hegemónica en contra de los intereses de las grandes mayorías. El recurso a la banalización de la política, a la demagogia electoral por los partidos gobernantes sólo preludian el desencanto popular por los procesos electorales y por la política como medio de tramitar el disenso y por tanto la cohesión social.

 

Tendencias contra-tendencias

Vista desde esta perspectiva, la época actual se nos presenta como una época agónica que enfrenta un pasado resistiendo a morir, con una realidad que ofrece nuevas capacidades materiales, nuevos tratos interpersonales y sociales, nuevos acuerdos y arreglos, nacientes formas de participación política y de organizar la producción y la distribución del producto social.Kandinsky

Así, las acciones que se implantan desde la derecha en los principales planos de la acción social, están enfrentando un creciente rechazo por las contradicciones que desarrollan con la realidad contemporánea.

No obstante lo anteriormente expuesto, el espacio en el que se desenvuelven los acontecimientos es un espacio social.  Esto es, un espacio en el que cada persona según su libre albedrío, encuadrada en los moldes culturales y estructurales de las relaciones económicas y jurídicas, tiene la capacidad de escoger con cierta independencia.  Las tendencias expuestas arriba, expresadas como fuerzas gravitacionales pueden ser contrarrestadas: el malestar social, la pobreza, la desigualdad, el deterioro del ambiente, el desempleo y el desánimo colectivo, las guerras de dominación que acarrean las acciones de la derecha, pueden convertirse en una nueva normalidad social.  La normalidad del consumismo y del despilfarro, de la concentración de la riqueza, del hegemonismo político, del autoritarismo; la normalidad de la exclusión social, de la diferencia de clases, del patrioterismo…, la normalidad en fín, que genera una crisis multifasética.

El uso de los avances técnicos como las comunicaciones instantáneas, la robotización de la producción, la digitalización de la información, entre otros, no es neutral con respecto a quienes se beneficien con ellos.  Una sociedad hegemonizada por grupos cuyo objetivo esencial es el del enriquecimiento, siempre podrá utilizar esos avances a favor de sus propios intereses, en detrimento de los intereses de la mayoría.

No obstante lo antes dicho, el creciente deterioro de las condiciones materiales y sociales de existencia de las grandes mayorías no pueden sino que crear escenarios propicios para generar cambios favorables a la igualdad y la justicia social.

Conocer las tendencias históricas y las contra-tendencias es importante para poder actuar sabiamente.

Publicado en Crisis del capitalismo, Economía global, Política Internacional, Soluciones a la crisis | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Introducción a un análisis estructural de los resultados electorales

Esta galería contiene 1 foto


Un Caballo de Troya en la República -Sergio Reuben Soto- Creo que se hace necesario llamar la atención en el hecho de que la mayoría de los análisis de las elecciones del 4 de febrero hacen referencia al inesperado resultado, … Seguir leyendo

Galería | Etiquetado , | Deja un comentario