Un paso atrás cero adelante


Los niños encerrados:

la crisis de la hegemonía norteamericana

-Por Servio Escudrojo-

            La decisión del presidente de los Estados Unidos de anular su decreto de separar los niños y niñas de las familias migrantes, es una muestra de la debilidad en que se encuentra el proceso de recuperación de la hegemonía norteamericana.

La administración de los EEUU ha venido asumiendo, desde su inicio, un conjunto de medidas y acciones que, vistas en perspectiva geopolítica –como tratamos de hacerlo en ente comentario–, buscan restablecer la hegemonía militar, económica y política que ha caracterizado el “equilibrio” mundial después de la II Guerra Mundial.

Debilitada esta hegemonía en el plano económico por la pérdida de competitividad de las empresas norteamericanas en el mundo, particularmente en los mercados del acero, del automóvil, de la producción de armamento, de los electrodomésticos, y parcialmente en el mismo energético, entre los principales, la cuenta comercial de los Estados Unidos comenzó a hacer aguas desde hace por lo menos 30 años.  La última crisis de las “subprime” a partir del 2008, por demás, puso en peligro su dominio sobre el mundo de las finanzas y sobre el mercado del dinero.

Asimismo, el crecimiento de la influencia de China, particularmente política y comercial en la región sub asiática y en el lejano Oriente (incluyendo en el mismo Japón), el crecimiento del poder de fuego del Ejército de Liberación Nacional chino en esa parte del mundo, las desgastantes guerras en el Oriente Central y Medio, más el paulatino desenganche de Europa de la influencia militar de los Estados Unidos, ha rebajado notablemente la capacidad de respuesta armada del ejército norteamericano.  Sumémosle a estas situaciones, aunque sea a modo de inventario, el debilitamiento de la influencia política e ideológica del sueño americano en América Latina y el surgimiento de gobiernos y pueblos desafectos de su influencia en el mismísimo patio trasero de los Estados Unidos.

 

Tomado de
Taringa!

Finamente, no podemos excluir del análisis el debilitamiento de la unión interna del pueblo norteamericano, tanto en relación con las políticas internacionales de sus sucesivos gobiernos, pero sobre todo por el creciente descontento con su situación de vida, que no sólo echa de menos la imagen extraviada de primer ciudadano del mundo, pero más que todo, que siente en carne propia la pérdida relativa de su capacidad de consumo y bienestar con relación a los cada vez menos ganadores, pero más enriquecidos, del proceso de globalización.  El cáncer de la desigualdad y de la ausencia de oportunidades de mejoramiento social se habría asentado en el seno de la cohesión nacional.

Ante esta situación, el primer proyecto de la clase política norteamericana fue la de negociar su hegemonía con sus aliados cediendo algunos espacios, para poder mantener otros, de acuerdo con su perspectiva hegemónica, los más importantes.  Los gobiernos de Carter en adelante, en términos generales, siguen esa pauta de soporte o mantenimiento de la condición hegemónica de su país; no obstante que la situación geopolítica en las distintas regiones del mundo fuese debilitándose; e internamente, el malestar creciendo.

Sin entrar a considerar la lucha interna de la clase hegemónica norteamericana y su clase política, la línea que se impone con el presidente Trump, es la de revisar la propuesta de política general en todos sus frentes.  “Let’s make América grate again” es el fundamento de su nueva propuesta.   Consiste fundamentalmente en:

  1. – Recupera la hegemonía económica. Recuperación de mercados geográficos y económicos perdidos, de fuentes de trabajo, de fuentes de materias primas y el fortalecimiento del dólar como moneda internacional.
  2. – Fortalecer las grandes transnacionales norteamericanas creando condiciones institucionales domésticas y externas favorables para hacerlas competitivas globalmente.
  3. – Recuperar la hegemonía militar. Reforzar la capacidad de respuesta en todos los ámbitos, del Ejército, de la Armada, de la Fuerza Aérea y de la Inteligencia norteamericanas.  Encender los conflictos internos y externos en las principales regiones para capitalizarlos a favor de los intereses estadounidenses.
  4. – Cohesionar al pueblo estadounidense alrededor de la bandera de franjas y estrellas que levantaron aquellos soldados al finalizar la II Guerra mundial y la de Corea.  Y darle la sensación a ese pueblo de que el American Dream y la movilidad social de los años 50, 60 y 70 del siglo pasado, volverían a campear en la sociedad norteamericana.

Curiosamente, los resultados de esta política rehegemónica no han sido lo articulados que se podría haber esperado.  Para algunos analistas esos resultados “encontrados”, trabados, son muestra de contradicciones internas en los planos económico, político y cultural desarrollados por las mismas relaciones estructurales del sistema.  Que de confirmarse la hipótesis, mostrase una especie de cierre estructural.  Resultados que chocan unos contra otros creando barreras difícilmente franqueables para alcanzar los objetivos propuestos.

La política de protección a su balanza de pagos es un ejemplo de estas barreras, con el establecimiento de aranceles aduanales genera la reacción de sus socios comerciales que responden con más aranceles.  El comercio internacional se achica creando perjuicio a la economía global que recienten algunas de las transnacionales norteamericanas.  En un sistema económico crecientemente integrado como el que ha ido creando las políticas de globalización neoliberal, una acción unilateral como ésta, desquicia ese relativo orden y crea repercusiones desordenadas.  O el apoyo de sus transnacionales, que genera reacciones negativas en el desarrollo de los mercados internos.

Y hay más ejemplos en el plano económico, político y militar, como el caso de la guerra en Siria que causa desasoón en una parte de la población norteamericana, o los desplantes ante Corea del Norte que concluyen en una especie de luna de miel entre uno de los históricos acérrimos enemigos de los Estados Unidos y el mismísimo presidente Trump.  Que genera un desconcierto general entre la población norteamericana…

O el caso de la política migratoria de Trump, el endurecimiento de las acciones contra los inmigrantes ilegales, creó la situación de los niños separados de sus padres y de sus madres y encerrados en albergues muchos de ellos inapropiados, esta situación genera la reacción de la comunidad internacional y de los órganos institucionales de las Naciones Unidas, el gobierno norteamericano decide salirse del Consejo Internacional de los Derechos Humanos, se multiplican los llamados de atención internacional a este gobierno, que tiene que echar marcha atrás, relajando con ello la situación de los inmigrantes.

Hay que seguir con cuidado el desarrollo de los acontecimientos internacionales, y propongo esta perspectiva de análisis de las contradicciones, para entender el proceso o el intento del gobierno norteamericano de restablecimiento de su hegemonía en el mundo.

Anuncios
Publicado en Crisis del capitalismo, Economía de las Transnacionales, Economía global, Política Internacional | Deja un comentario

Una consideración sobre la situación de Nicaragua


4 Puntos nada más

Publicado en Desinformación de Medios | Deja un comentario

Derecha al fondo


¡Derecha al fin!

-Un comentario para el BlogEscudrojo de Sergio Reuben Soto-

Esto que parece un giro a la derecha en muchos países o la devolución de un péndulo que tímidamente caminaba hacia la izquierda, visto en perspectiva dialéctica es más bien la confirma del avance histórico hacia la izquierda de las sociedades.

Si observamos con detenimiento los movimientos actuales que pudiéramos calificar como desplazamientos hacia la derecha de nuestras sociedades, podemos observar que éstos están sustentados en acciones históricamente debilitadas, endebles culturalmente, frágiles económicamente, pueriles políticamente.

Modernidad contra-cultura

Culturalmente endebles porque se encuentran enfrentadas, estas acciones, a una estructura de valores y principios que ha venido construyéndose sobre la base de las relaciones sociales transformadas por los avances técnicos, por las contradicciones económicas, ante las luchas por el poder y por la inter-nacionalización de las comunicaciones.  Estas acciones restauradoras de usos y costumbres de la “modernidad” se enfrentan a un muro cultural cuya solidez es dada por la congruencia de sus relaciones sociales con las condiciones en que se encuentra organizada actualmente la producción y la distribución del producto social, por una parte, y, por otra, con las características que ha asumido la administración del poder y la representación popular.  Entran pues, estas acciones, en conflicto con una estructura de relaciones sociales que responde a las transformaciones que se han dado en otros ámbitos del acontecer social; principalmente en el económico y en el político.

Capitalismo en crisis

Por su parte, las acciones encaminadas a dar un giro hacia la derecha en el ámbito económico (que en este caso debemos entender como el redireccionamiento de las relaciones de producción hacia la apropiación y gestión privada del excedente social y la reducción de la propiedad colectiva o estatal y su gestión política) se ven enfrentadas a resultados cada vez menos favorables.  Resultados que ponen en entredicho la eficiencia y la eficacia de esas acciones, en tanto incapaces de satisfacer debidamente las necesidades surgidas del mismo avance productivo, de la internacionalización de los mercados, de los nuevos usos y costumbres, y de las demandas originadas en las relaciones de poder y representación.  Estas acciones privatizantes de la actividad productiva generan en el ámbito de las relaciones de la producción y distribución, una tendencia hacia el desorden, hacia la desproporción, hacia el desequilibrio estructural que imponen frecuentes rompimiento del proceso productivo, con sus funestas consecuencias sobre el bienestar material de los pueblos.

  Fribolidad y populismo

Y, finalmente, las acciones políticas que toman los movimientos que buscan el regreso a posturas derechistas adquieren características frívolas, demagógicas, populistas, que rayan por otro lado en el autoritarismo.  El tamaño, la complejidad y diversidad de las sociedades contemporáneas, en el marco de  una institucionalidad republicana y democrática, han generado una sólida estructura de administración del poder y la justicia.  Mas los procedimientos para administrar el poder legislativo, el poder ejecutivo y el judicial y el mismo manejo de la opinión pública requeridos para gobernar y que respondían a una organización nacional hegemoni-zada por una clase social, encuentran rigideces en tales estructuras conforme la población se empodera recurriendo a la misma institucionalidad de-mocrática y republicana.  La mayor transparencia que ha traído esta institucionalidad en el uso del poder por esa clase hegemónica, ha hecho pública la instrumentalización del poder para beneficio económico de la clase hegemónica en contra de los intereses de las grandes mayorías. El recurso a la banalización de la política, a la demagogia electoral por los partidos gobernantes sólo preludian el desencanto popular por los procesos electorales y por la política como medio de tramitar el disenso y por tanto la cohesión social.

 

Tendencias contra-tendencias

Vista desde esta perspectiva, la época actual se nos presenta como una época agónica que enfrenta un pasado resistiendo a morir, con una realidad que ofrece nuevas capacidades materiales, nuevos tratos interpersonales y sociales, nuevos acuerdos y arreglos, nacientes formas de participación política y de organizar la producción y la distribución del producto social.Kandinsky

Así, las acciones que se implantan desde la derecha están enfrentando un creciente rechazo por las contradicciones que tienen con la realidad contemporánea.

No obstante lo anteriormente expuesto, el espacio en el que se desenvuelven los acontecimientos es un espacio social.  Esto es, un espacio en el que cada persona según su libre albedrío, encuadrada en los moldes culturales y estructurales de las relaciones económicas y jurídicas, tiene la capacidad de escoger con cierta independencia.  Las tendencias expuestas arriba, expresadas como fuerzas gravitacionales pueden ser contrarrestadas: el malestar social, la pobreza, la desigualdad, el deterioro del ambiente, el desempleo y el desánimo colectivo, las guerras de dominación que acarrean las acciones de la derecha, pueden convertirse en una nueva normalidad social.  La normalidad del consumismo y del despilfarro, de la concentración de la riqueza, del hegemonismo político, del autoritarismo; la normalidad de la exclusión social, de la diferencia de clases, del patrioterismo…

Conocer las tendencias históricas y las contra-tendencias es importante para poder actuar sabiamente.

Publicado en Crisis del capitalismo, Política Internacional, Soluciones a la crisis | Etiquetado | Deja un comentario

Introducción a un análisis estructural de los resultados electorales


Un Caballo de Troya en la República

-Sergio Reuben Soto-

Creo que se hace necesario llamar la atención en el hecho de que la mayoría de los análisis de las elecciones del 4 de febrero hacen referencia al inesperado resultado, como producto de la vulgarización de la fe y de los principios religiosos, de la ignorancia de algunos sectores de la población o, cuando menos de su candidez ante las prácticas mágico-religiosas, y apuntan a las condiciones de pobreza en algunas zonas y regiones del país, a su abandono institucional y, algunos, han señalado al clientelismo como instrumento de acción política, con que los partidos tradicionales han venido ejerciendo su responsabilidad de representación ciudadana.

O sea, son análisis de coyuntura, de causa-efecto inmediato, descontextualizados, desubicados.  No se plantean las causas estructurales más propias, del por qué se presentan esas condiciones en la población, del por qué el país está marcado por una desigualdad en la distribución del ingreso nacional y en la atención institucional de su población que convierten a algunas personas en ciudadanos de segunda clase; del por qué ciertas poblaciones, ciertos sectores y regiones del país recurren a creencias religiosas para poder enfrentar los retos que les presenta la supervivencia diaria…,  cuando toda sociedad civilizada, el ideal de toda república soberana e independiente como la nuestra, es el de ofrecer a todos sus ciudadanos y a cada una de ellas, las condiciones y formación suficientes para vivir una vida digna como la que ofrece el resto de la comunidad de naciones desarrolladas.

Hoy los resultados de las elecciones del 4 de febrero, nos tienen en la palestra internacional como una sociedad que ha escogido el camino de los principios religiosos, por el camino de los principios de la república; por haber preferido el principio de gobierno con leyes dfundafas en tradiciones religiosas, en vez de preferir el principio de gobierno con leyes instituidas colectiva y socialmente,  concertadas bajo un régimen de derecho, en el marco de un ordenamiento jurídico.

Pero ¿por qué ha sucedido esto?, ¿por qué la democracia no ha funcionado como institución republicana y nos tiene al borde de una crisis de organización social?  ¿Cómo y cuándo fue introducido el Caballo de Troya en la ciudad republicana, en el recinto del ordenamiento jurídico republicano?

Los dedos acusadores no pueden dejar de apuntar a los partidos políticos como entes representantes de los sectores sociales ante el Estado, como correas de transmisión de los intereses y necesidades de todos los sectores que se dicen representar, con la institucionalidad a la que el pueblo le ha transferido el poder de gobernar.  No pueden dejar de apuntar esos dedos acusadores, a los dirigentes de esos partidos, algunos enceguecidos por el poder o incapaces de reconocer los retos históricos que enfrentaba la sociedad, otros encandilados sencillamente por el brillo del crecimiento económico, por el enriquecimiento material de la sociedad, por el ensanchamiento de los mercados, de las relaciones comerciales bi y multilaterales…, sin parar mientes en la educación, enla necesidad de su adecuación histórica, sin parar mientes en la distribución de esa riqueza, en la necesidad de darle a todos sus ciudadanos y a todas sus ciudadanas las oportunidades y capacidades para ejercer sus derechos, y formar su arbitrio…,  sin parar mientes en el ejemplo de probidad que debían dar en la gestión pública encomendada.

La desigualdad y la pobreza material, la marginalidad social y económica generada por el sistema resultó en una desigualdad cultural de entendimiento y razón, en un servilismo político alentado por el clientelismo.  La política convertida en plaza de mercaderes, en compra de votos y de puestos de representación popular; en venta de favores y de privilegios…, y en un mar de promesas incumplidas para las grandes mayorías.

¿Y cómo impedir así que un pastor de almas y unos trashumantes de emotividades y esperanzas de salvación, de reinos en otros mundos, no substituyeran a la promesa republicana de libertad, igualdad, fraternidad cuando está había sido mancillada por la clase política?

Publicado en Política Costa Rica | Etiquetado , | Deja un comentario

EscudoConfEpiscopal

Aquí podrá encontrar el mensaje de los obispos católicos de Costa Rica, con ocasión de la I Asamblea Plenaria de 2018 y con motivo de los resultados de la primera ronda electoral.  Mensaje de los Obispos I Asamblea Plenaria 2018

Enlace | Publicado el por | Deja un comentario

Un analisis post electoral: perspectiva preliminar de la Asamblea Legislativa

Esta galería contiene 1 foto


Los recientes resultados electorales de febrero 2018 redibujaron sustancialmente el mapa político costarricense.   -Por Antonio Trejos Mazariegos, para el BlogEscudrojo- Los cambios son más que radicales. De una realidad multipartidista con nueve bancadas y otros tantos legisladores tránsfugas e … Seguir leyendo

Galería | Deja un comentario

La responsabilidad individual ante la colectividad

Esta galería contiene 1 foto


Desfases entre el bienestar colectivo y el bienestar individual –Comentario por Servio Escudrojo– Hoy leí un tuit que me ha hecho reflexionar sobre un tema que es de la mayor actualidad, y no es que el tuit esboce un problema … Seguir leyendo

Galería | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Nuevos elementos sobre el debilitamiento de la hegemonía judeo anglo americana


Confusión e inestabilidad en las sociedades norteameriana e inglesa

Servio Escudrojo

Un comentario de Patrick Cockburn en Counter Ponch que remite a los planteamientos que se han venido haciendo en este Blog Escudrojo sobre la hegemonía Judeoangloamericana JANAM y su debilitamiento con los últimos acontecimientos económicos y políticos.

“Britain and America both look much more unstable today than they have done at any time since the Second World War. Some weakening of Anglo-Saxon dominance on the world stage had been expected in the wake of the Iraq war in 2003 and the financial crisis in 2008, but suddenly both powers feel as if they are starting to implode.”

Para los responsables de este Blog es una satisfacción ver cómo nuestras previsiones sobre esta situación hegemónica se han venido confirmando poco a poco.   Y hemos querido dejar constancia de algunos análisis que se vienen haciendo entre estudiosos sociales y políticos en esta dirección.

Publicado en Desinformación de Medios | Deja un comentario

El costo efectivo de la obra pública


Un ejercicio elemental de cálculo de su costo financiero

 

Hay dos maneras fundamentales de financiar la obra en infraestructura; por medio de recursos públicos o bien recurriendo al capital privado.  En el primer caso, el pago de los recursos invertidos se lleva a cabo por medio de un conjunto de impuestos a las personas y sociedades y por las tarifas por el uso de dichas obras (en el caso del capital privado principalmente por este último medio, aunque pueden agregársele exenciones tributarias significativas).

Ahora bien, cuando se trata de capital privado, uno puede suponer sencillamente, que ese financiamiento es notablemente más caro que el financiamiento tradicional por inversión pública. Por ejemplo, una inversión de 1.000 millones de colones realizada con financiamiento público vendiendo bonos del gobierno a una tasa de, digamos, el 7% anual a veinte años plazo; costaría alrededor de 1.400 millones.  Mas si se hace con financiamiento privado, el rendimiento de las inversiones privadas puede ir, digamos poniéndolo bajo, por el 20% anual al mismo plazo, lo que nos daría un costo de alrededor de los 4.000 millones para el usuario.  O sea casi 3 veces mayor.

Lo que algunos y algunas pueden rezongar es que con el monto invertido, la empresa privada podría crear una obra más grande y de mayor calidad que la empresa pública…, pero aún si eso fuera así, es notable que la diferencia en los costos no puede ser comparada con las diferencias cualitativas en la obra…

Publicado en Desinformación de Medios | 1 Comentario

Política y Religión

Esta galería contiene 4 fotos


Una reflexión del Dr. Arnoldo Mora sobre la relación entre política y religión Ya se va haciendo costumbre en Costa Rica que los Primeros de Mayo en Cuesta de Moras nos deparen una caja de sorpresas. Este año, no sólo … Seguir leyendo

Galería | Etiquetado , | Deja un comentario