El Big Mac Index y la política cambiaria del Banco Central


El Mig Mac y la política cambiaria sin cambio inteligente del Banco Central

-Serbio Escudrojo-

Con la publicación del Big Mac Index de este año, que la revista británica The Economist ha venido elaborando anualmente desde 1986, queda nuevamente en evidencia el carácter ideologizado e interesado de la política cambiaria diseñada por nuestras autoridades monetarias. Según los resultados del estudio, el colón está subvaluado en el 15,8%; el dólar debiera valer, por tanto, 448,85 colones.

Big Mac Index Costa Rica 2015

Tomado de The Economist, http://www.economist.com/content/big-mac-index, julio de 2015

Es conocido que este indicador no ofrece un dato totalmente fidedigno de la correspondencia entre monedas, sin embargo se ha convertido en un indicador usado para tener una apreciación inmediata de la relación de éstas con respecto al dólar. Y observando el comportamiento del índice en el tiempo, como se observa en el gráfico adjunto, uno puede advertir que su variación corresponde con el comportamiento del tipo de cambio. Y, en segundo lugar, dicho sea de paso, que desde el 2003, la casi totalidad del tiempo, el tipo de cambio ha tendido a estar subvaluado.

Desde el 2011, en este Blog Escudrojo, se señaló en varias entradas la inconsistencia de esta política cuando aún regían las bandas cambiarias. En ese momento, nuestros señalamientos llamaban a una toma de postura más acorde con las circunstancias por parte del Banco Central bajando la banda inferior y permitiendo una revaluación del colón con respecto al dólar. Mientras que el presidente del Banco Central, a la sazón el señor Rodrigo Bolaños, insistía en la compra de dólares a fin de no permitir que el tipo de cambio bajara por debajo de la banda de los 500 colones por dólar.

Nuestros argumentos iban en varias direcciones:

1.- la relativa desvalorización del dólar no se debía principalmente a ataques especulativos a nuestra moneda (como argumentaba) sino que era un efecto de la política de relajamiento monetario (facilidad monetaria) de la Reserva Federal de los EE.UU. La inundación de los mercados internacionales con esos billetes generó una busca de oportunidades de inversión fuera del mercado norteamericano para el capital internacional. (1)

2.- el aumento del “costo de producción” por el aumento del valor del colón con respecto al dólar tenía efecto, básicamente, sobre los productos exportados a los Estados Unidos (y a algunos países cuyas monedas se hubieran pegado al valor del dólar), pero no sobre los productos exportados a otros países y áreas dónde regían otras monedas que mantenían independencia con respecto a la moneda USA. (2) y también (3)

3.- la estructura de nuestras exportaciones y su tendencia histórica indicaba que el mercado norteamericano no era el más importante en términos generales, incluso después de la modificación asimétrica que significó la firma del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y los EE.UU sobre élla. Más aún, habían áreas que venían mostrando un dinamismo mucho mayor que la de México-Canadá-EEUU, tales como la misma suramericana y ciertamente, la sino-asiática. (4)

4.- Con esa política de mantener un valor alto ficticio entre el dólar y el colón, lo que estaba haciendo el Banco Central era evitando la importación de nuevo equipo y nueva tecnología necesaria para la modernización y puesta a punto de la estructura productiva del país, de cara a las nuevos retos de la mundialización de la producción. Particularmente, estaba limitando seriamente la capacidad de crecimiento y desarrollo de las industrias y sectores “colonizados” orientados hacia el mercado interno. Así como reduciendo innecesariamente el uso y disfrute de los productos extranjeros por parte de los consumidores que ganaban en colones. (3)

5.- la política de compra de dólares por parte del Banco Central (para aumentar la reserva de divisas internacionales del país), no tenía provecho propiamente dicho para el país cuando se hacía por encima de un cierto monto recomendado, como lo estaba haciendo esa institución. Y aún más, podría llegar a ser hasta peligrosa ante el eventual debilitamiento del sistema de pagos internacionales basado en el dólar.

6.- las nuevas circunstancias internacionales definían unos ámbitos nuevos para el desarrollo nacional; una revaluación del colón permitiría liberar las potencias de la iniciativa privada para aprovechar esas nuevas circunstancias e incidir en esas oportunidades. De esta manera, la política cambiaria privilegiaba a los sectores y empresas involucrados en la política aperturista impuesta por el Consenso de Washington y sometía al resto de la estructura productiva a penosas condiciones económicas. (6), y también (7)

– § –

Hoy, luego de haber pasado de una política de cambio con el dólar de un régimen de bandas a uno de flotación administrada, los fundamentos de la política cambiaria no se han modificado. Los rectores de la política monetaria y cambiaria, mantienen amarrado el precio del colón con respecto al dólar, “administrándolo” de manera de impedir que el tipo de cambio se reduzca como la tendencia del mercado lo requiere.

Creemos que los argumentos que eran válidos a principios de este segundo decenio del siglo XXI para nuestro país, y que expusimos arriba, son aún válidos ahora que inauguramos su segunda parte.

La política cambiaria del Banco Central continúa sin prestarle atención a los fundamentos de la economía internacional: la irrupción del mercado asiático, su dinamismo y sus tendencias, la crisis del área del euro y sus vías de solución, la potencialidad del área del Mercosur, el debilitamiento de la hegemonía económica de los Estados Unidos y de su área de influencia inmediata.

De esta manera, el Banco Central, con sus acciones, continúa favoreciendo políticamente a ciertos ramos y a ciertos sectores de la economía nacional, privilegiados desde hace muchos años con el objeto de insertar al país en el proyecto de la globalización capitalista del Consenso de Washington; pero que hoy en día, ante las nuevas condiciones de la economía mundial, resultan ineficientes, económica y socialmente costosos, e ineficaces para lograr los mejores resultados del esfuerzo nacional.

Publicado en Desinformación de Medios | Deja un comentario

Extractos del discurso del Papa Francisco (Santa Cruz, Bolivia)


FranciscoSantaCruzBolivi

Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, 9 de julio de 2015, (Véase en Pensamiento secular y colectivo)

-¿Reconocemos que las cosas no andan bien en un mundo donde hay tantos campesinos sin tierra, tantas familias sin techo, tantos trabajadores sin derechos, tantas personas heridas en su dignidad?

–0–

-Porque no se trata de cuestiones aisladas. Me pregunto si somos capaces de reconocer que estas realidades destructoras responden a un sistema que se ha hecho global. ¿Reconocemos que este sistema ha impuesto la lógica de las ganancias a cualquier costo sin pensar en la exclusión social o la destrucción de la naturaleza?

–0–

-Quisiera hoy reflexionar con Ustedes sobre el cambio que queremos y necesitamos. Saben que escribí recientemente sobre los problemas del cambio climático. Pero, esta vez, quiero hablar de un cambio en el otro sentido. Un cambio positivo, un cambio que nos haga bien, un cambio –podríamos decir– redentor. Porque lo necesitamos.

–0–

-Incluso dentro de esa minoría cada vez más reducida que cree beneficiarse con este sistema reina la insatisfacción y especialmente la tristeza. Muchos esperan un cambio que los libere de esa tristeza individualista que esclaviza.

–0–

Cuando el capital se convierte en ídolo y dirige las opciones de los seres humanos, cuando la avidez por el dinero tutela todo el sistema socioeconómico, arruina la sociedad, condena al hombre, lo convierte en esclavo, destruye la fraternidad interhumana, enfrenta pueblo contra pueblo y, como vemos, incluso pone en riesgo esta nuestra casa común”.

–0–

-Sufrimos cierto exceso de diagnóstico que a veces nos lleva a un pesimismo charlatán o a regodearnos en lo negativo.  Al ver la crónica negra de cada día, creemos que no hay nada que se puede hacer salvo cuidarse a uno mismo y al pequeño círculo de la familia y los afectos.

–0–

-El cambio concebido no como algo que un día llegará porque se impuso tal o cual opción política o porque se instauró tal o cual estructura social. Dolorosamente sabemos que un cambio de estructuras que no viene acompañado de una sincera conversión de las actitudes y del corazón termina a la larga o a la corta por burocratizarse, corromperse y sucumbir.

–0–

Por eso me gusta tanto la imagen del proceso, los procesos, donde la pasión por sembrar, por regar serenamente lo que otros verán florecer, remplaza la ansiedad por ocupar todos los espacios de poder disponibles y ver resultados inmediatos.

–0–

Es imprescindible que, junto a la reivindicación de sus legítimos derechos, los Pueblos y sus organizaciones sociales construyan una alternativa humana a la globalización excluyente.

–0–

Queremos un cambio que se enriquezca con el trabajo mancomunado de los gobiernos, los movimientos populares y otras fuerzas sociales, eso también lo sabemos. Pero no es tan fácil definir el contenido del cambio, podría decirse, el programa social que refleje este proyecto de fraternidad y justicia que esperamos, no es fácil de definir.

–0–

Quisiera, sin embargo, proponer tres grandes tareas que requieren el decisivo aporte del conjunto de los movimientos populares:

3.1. La primera tarea es poner la economía al servicio de los Pueblos: Los seres humanos y la naturaleza no deben estar al servicio del dinero. Digamos NO a una economía de exclusión e inequidad donde el dinero reina en lugar de servir. Esa economía mata. Esa economía excluye. Esa economía destruye la Madre Tierra.

“[…] Un sistema que además de acelerar irresponsablemente los ritmos de la producción, además de implementar métodos en la industria y la agricultura que dañan la Madre Tierra en aras de la «productividad», sigue negándoles a miles de millones de hermanos los más elementales derechos económicos, sociales y culturales. Ese sistema atenta contra el proyecto de Jesús.

” […] El destino universal de los bienes no es un adorno discursivo de la doctrina social de la Iglesia. Es una realidad anterior a la propiedad privada.  La propiedad, muy en especial cuando afecta los recursos naturales, debe estar siempre en función de las necesidades de los pueblos. Y estas necesidades no se limitan al consumo.

“[..] Los planes asistenciales que atienden ciertas urgencias sólo deberían pensarse como respuestas pasajeras, coyunturales.  Nunca podrán sustituir la verdadera inclusión: ésa que da el trabajo digno, libre, creativo, participativo y solidario.

3.2. La segunda tarea […] es unir nuestros Pueblos en el camino de la paz y la justicia.

“Los pueblos del mundo quieren ser artífices de su propio destino. Quieren transitar en paz su marcha hacia la justicia. No quieren tutelajes ni injerencias donde el más fuerte subordina al más débil. Quieren que su cultura, su idioma, sus procesos sociales y tradiciones religiosas sean respetados.

“Ningún poder fáctico o constituido tiene derecho a privar a los países pobres del pleno ejercicio de su soberanía y, cuando lo hacen, vemos nuevas formas de colonialismo que afectan seriamente las posibilidades de paz y de justicia porque «la paz se funda no sólo en el respeto de los derechos del hombre, sino también en los derechos de los pueblos particularmente el derecho a la independencia» (3)

“[…] A pesar de estos avances, todavía subsisten factores que atentan contra este desarrollo humano equitativo y coartan la soberanía de los países de la «Patria Grande» y otras latitudes del planeta. El nuevo colonialismo adopta diversa fachadas. A veces, es el poder anónimo del ídolo dinero: corporaciones, prestamistas, algunos tratados denominados «de libre comercio» y la imposición de medidas de «austeridad» que siempre ajustan el cinturón de los trabajadores y de los pobres.

“[…] Del mismo modo, la concentración monopólica de los medios de comunicación social que pretende imponer pautas alienantes de consumo y cierta uniformidad cultural es otra de las formas que adopta el nuevo colonialismo.  Es el colonialismo ideológico.  Como dicen los Obispos de África, muchas veces se pretende convertir a los países pobres en «piezas de un mecanismo y de un engranaje gigantesco». (5)

3.3. Y la tercera tarea, tal vez la más importante que debemos asumir hoy, es defender la Madre Tierra.

“La casa común de todos nosotros está siendo saqueada, devastada, vejada impunemente.  La cobardía en su defensa es un pecado grave.  Vemos con decepción creciente como se suceden una tras otra cumbres internacionales sin ningún resultado importante.  Existe un claro, definitivo e impostergable imperativo ético de actuar que no se está cumpliendo.  No se puede permitir que ciertos intereses –que son globales pero no universales– se impongan, sometan a los Estados y organismos internacionales, y continúen destruyendo la creación.

“[…] Sobre éste tema me he expresado debidamente en la Carta Encíclica Laudato si

–o0o–

Publicado en Crisis del capitalismo, Economía global, Política América Latina | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Grecia: Quiénes son los culpables de la tragedia


Una denuncia contra los banqueros

Escudrojo

Banqueros

     The Wold Economic Forum es una agencia cercana a las propuestas de globalización de las Transnacionales Norteamericanas, y, por tanto, crítica del proyecto europeo.  En un artículo firmado por el  señor Sony Kapoor, reconocido miembro visitante del London School of Economics, The World Economics Forum publica el 1° de julio, una denuncia clara sobre los orígenes de la tragedia financiera griega.

Fueron, se dice, fundamentalmente las presiones de los bancos comerciales alemanes y franceses las que descarrilaron las medidas que los organismos de política económica europeos recomendaban para resolver la situación surgida ya en el 2009, con la imposibilidad de Grecia de pagar su deuda.  “Asesores de política alemana fueron los primeros en aceptar con toda seriedad la reestructuración de la deuda griega, pero una palabra de Jean-Claude Trichet del Banco Central Europeo así como el lobby activo de grandes bancos alemanes y franceses, los convencieron en otra dirección”

     German policy-makers were among the first to seriously countenance debt restructuring for Greece. However, word from Jean-Claude Trichet at the European Central Bank (ECB) as well as active lobbying by large German and French banks convinced them otherwise.

El sector financiero europeo no quiso aceptar en el momento oportuno la pérdida del rendimiento de sus inversiones y hoy día está ante la situación de perderlas prácticamente enteras.  Queda mostrado una vez más, con este caso, que el comportamiento regido por los intereses del capital, por las necesidades de la acumulación de capital, deben ser cuidadosamente monitoreados por los criterios de orden político.  Son estos, al fin y al cabo, los que encarnan las necesidades de las grandes mayorías, aquellas a las que “sirve” la economía.

El giro que ha dado la sociedad regida por el capital es justamente el poner delante de la actividad social, de la actividad política, productiva, comercial y cultural, los intereses de la acumulación de capital sin cortapisas.  Pensando que con esto se optimiza el uso de los recursos escasos, sin parar mientes en que lo que se está optimizando es el rendimiento de las inversiones, de la remuneración del capital, y que este rendimiento no responde siempre al mejor uso de los recursos entre las necesidades sociales.

Véase también Contribución escrita Campaña Mundial

Otras entradas con temas relacionados con éste en el Blog Escudrojo

Moral o negociación en la deuda soberana

Publicado en Economía de las Transnacionales, Economía global | Etiquetado , | Deja un comentario

Una reforma fiscal para un nuevo modelo de desarrollo


Algunos fundamentos para una reforma fiscal progresista

-Sergio Reuben Soto

 MinstHacCR -El país vive en estos momentos una situación particularmente delicada.  La eco­no­mía mundial está seriamente debilitada por el lento crecimiento económico de los Estados Unidos, el virtual estancamiento de la Zona Euro y el incierto comportamiento de la eco­nomía china.  Los principales socios con los que hemos cerrado tratados de libre comer­cio, no ofrecen opor­tunidades alenta­do­ras hacia las cuales nuestras empresas y las que se han asentado aquí, orienten su expansión.

Al mismo tiempo, el costo social que ha acumulado el modelo de desarrollo aper­turista y desregulado de los gobierno del PLN y del PUSC, asociado a los programas de re­cortes al gasto corriente y a la inversión del Estado y al crecimiento de la desigualdad, ha comenzado a afectar seriamente la cohesión social, la solidaridad, el sistema de valores so­ciales y culturales, amenazando el desempe­ño general de la sociedad.

Nuestro desarrollo se encuentra así, estancado por el lado del crecimiento econó­mico, y estancado por el lado del mejora­miento social, frenando el progreso de nues­tras instituciones y el avance y actualización de nuestras costumbres, de nuestros patrones éticos y morales.  En pocas palabras, se en­cuentra cerrado a los cambios requeridos para poder continuar forman­do parte activa de la comunidad de naciones.

La necesidad de un nuevo modelo de desarrollo

Parece claro entonces que estamos atravesando una coyuntura que obliga a bus­car so­luciones nuevas, imaginativas, una si­tuación que requiere romper moldes, superar prejuicios, que implica audacia tanto en ma­teria económica como en materia social y po­lítica.

CuadroY parece, pues, peligroso insistir en re­cetas que han fracasado en otros momentos y en otros países.  Recetas que incluso los mis­mos organismos financieros internacionales como el FMI y el Banco Mundial han recono­cido como negativas para el crecimiento eco­nómico de las naciones.  Recetas que, a todas luces, han implicado un costo social muy alto, el descrédito de las instituciones políti­cas, y la inactividad laboral y creativa de pro­porciones muy grandes de las poblaciones que las sufrieron…, el peor de los males so­ciales es privar al individuo de su derecho al trabajo, de su necesidad primigenia de ga­narse el sustento.

Hoy en Costa Rica, a sólo 17 meses de haberse manifestado el pueblo de manera in­confundible sobre la necesidad de un cambio que oriente al país por nuevos rumbos, hay grupos de poder que insisten en recomponer un modelo de desarrollo gastado e ineficien­te. Un mo­delo de desarrollo que continuará por el rumbo de la desigualdad social y eco­nómica, inca­pacitado para ofrecerles a sus jó­venes, a sus hombres y mujeres, las oportuni­dades de empleo, de salario justo, de condi­ciones de vida dignas en un ambiente social y natural sano.

Los ecos de la austeridad fiscal

UntitledLa austeridad fiscal no es la solución al déficit fiscal. Ese es el viejo mantra que hoy ha llevado a España, a Portugal, a Irlanda, a Italia al borde del colapso social, y al pueblo griego a sufrir una de las peores crisis de su milenaria historia. Las lentas y dolorosas re­cuperaciones que han experimentado los pri­meros, la incapacidad para retornarles a sus ciudadanos las con­diciones de vida que te­nían antes del colapso, son una prueba de la ineficiencia y de la inefi­cacia de las solucio­nes planteadas; y de las debilidades del siste­ma.

El gasto del Gobierno, el gasto de las empresas estatales, el gasto de las municipali­dades, de los gobiernos locales, es un elemen­to esencial en el funcionamiento del sistema capita­lista contemporáneo. Contradictorio, sí; por eso la equivocación de los detractores. Pero ina­pelable desde que Keynes explicó el problema de la insuficiencia de la demanda agregada. Y desde que los economistas que han estudiado el ciclo de la acumulación de capital desde Shumpeter, descubrieron la tendencia del sistema a las crisis. Esto no es ideología, es econo­mía concreta.

La recesión surgida a finales del 2008 no ha sido superada completamente, hay todavía vigentes muchos signos recesivos en la economía mundial. Pero a diferencia de los cinco primero años de crisis, ahora la situación está afectando a las economías en vías de desarrollo. Los últimos informes del Fondo Monetario Internacional, del Banco Mundial y de la misma CEPAL dan cuenta de una peligrosa desaceleración de las economías de América Latina. Y la de nuestro país no es excepción.

Permitir que los grupos que quieren la reconstitución del modelo de desarrollo vigente en el país conduzcan el cambio, es caminar hacia soluciones dolorosas y social­mente traumá­ticas. Es embarcarse en el velero del pasado y dejar pasar el buque del presente. La crisis ac­tual es una crisis estruc­tural, una crisis de los mercados monopoliza­dos. Necesitamos darle un nuevo dinamismo a nuestra economía y una nueva fisonomía a nuestra sociedad, defi­niendo nuevos actores, nuevos instrumentos, nuevas relaciones, nue­vas instituciones.

El Estado y la iniciativa privada

Una sociedad más dinámica, más innovadora, más competitiva requiere de un siste­ma productivo fundado en empresas ágiles, abiertas al cambio, asociadas y sustentadas en un sec­tor estatal fuerte que suministre servi­cios estratégicos de buena calidad, que explore y abra nuevos sectores productivos y de servicios, que ofrezca recursos financieros a bajo costo para el fortalecimiento de la com­petencia, de la inventiva, de la iniciativa privada.

Es un error pensar, como lo han veni­do haciendo los economistas conservadores, que la creatividad y la iniciativa individual, que el dinamismo del sector privado, se contraponen al tamaño del estado y del gasto público. Cada vez más, por el contrario, en este sistema econó­mico y social global, los servicios y bienes ofrecidos por empresas es­tatales en sectores estraté­gicos y las regula­ciones institucionales, son esenciales para el buen funcionamiento de las empresas, para la salud de los mercados y para alcanzar una justa y equitativa distribución de los recursos escasos entre las necesidades comunes.

El gasto y la inversión estatales son unos instrumentos de política económica. Hay co­yunturas, como la que estamos viviendo, en que éstos son fundamentales para fortalecer la de­manda agregada, para estimular la econo­mía y para reorientar los recursos disponibles hacia sectores estratégicos para el desarrollo deseado. Si no hay suficientes ingresos para cubrir el gasto requerido, hay que endeudarse y hay que aumentar los ingresos fiscales por la vía de los impuestos. Dejar que “el mercado”, con la deficiente distribución de los recursos que hoy presenta, sea el que determine esa orientación, lo único que se logrará es la acentuación del ciclo depresivo y de la desigualdad.

Bien empleados esos recursos no hay por qué temerle a las deudas, como no le temen los buenos empresarios que saben que redundarán en nuevos ingresos. Ni a las protestas ge­neralmente estridentes de los sec­tores sobre los que caen los nuevos impues­tos, porque esos dineros, que están siendo usados innecesariamente, suntuariamente, serán los que en el me­diano plazo creen las condiciones para un mejor ambiente social, político, económico y, en fin, de negocios.

Publicado en Desinformación de Medios | Etiquetado , , | Deja un comentario

El TPP ¿de qué estamos hablando?


Un llamado a las autoridades del Gobierno: el TPP vuelve a hacer fila en la agenda de los EEUU

-Sergio Reuben Soto-

            En un artículo del día de ayer, el señor Andrés Velazco, economista de la Escuela de Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, analiza algunos aspectos del Tratado Transpacífico de Participación (TPP, Trans Pacific Partnership) que deben ser cuidadosamente analizado por los países Latinoamericanos (Will the TPP Help Latin America?).

En ese trabajo, merece destacar los principales puntos que el señor Velazco menciona y que deben ser considerados atentamente por nuestras autoridades, ahora que, parece ser, está destrabándose el proceso de negociación del Tratado entre el Japón y los EEUU; principal obstáculo que había encontrado la Administración Norteamericana en su misión de ponerlo en ejecución.

Uno de los señalamientos que parece de la mayor importancia es la estructura del Tratado; diseñada para impedir el flujo del conocimiento entre sus miembros, y la insistencia de los EEUU en un conjunto de provisiones sobre propiedad intelectual que sirven únicamente a los interés de las empresas estadounidenses. (Demanda, según el artículo, 95 años de propiedad intelectual desde la publicación y 120 años de propiedad después de la creación).

Si, pareciera, que uno de los eventuales logros que podría alcanzarse con el Tratado es el de crear oportunidades de diversificación industrial, con estas provisiones y limitaciones en el know how y en la diseminación del conocimiento, lo que se tiende es una plataforma para que las transnacionales norteamericanas busquen en nuestros países los recursos naturales y la mano de obra maquilera, sin dejar poco más que el valor de los salarios en la región. En otras palabras, con la firma del TPP no saldríamos del esquema del RD-CAFTA (o TLC) que tan pocos resultados positivos y tantos negativos ha dejado.

Por otro lado, mientras las reglas del comercio internacional no sean claramente definidas, de manera que se resuelvan problemas tan serios como las “reglas de origen”, los de los derechos sobre la propiedad intelectual, los del cobro de las deudas particulares y soberanas, y los de la jurisdicción de los litigios, entre otros muchos, los tratados bilaterales y multilaterales son instrumentos que inevitablemente favorecen a las empresas de los países con más poder político.

“Justamente”, es ese un punto en el que los Estados Unidos se ha reservado algunos derechos, para que sean tribunales estadounidenses o internacionales en dónde se tengan que resolver los litigios comerciales, limitando seriamente la soberanía de los países más débiles económicamente.

Finalmente, Costa Rica, junto con Chile es uno de los países de la Región con una gran apertura comercial, y es un país que ha firmado convenios comerciales con buena parte de los países que integrarían el TPP, los eventuales beneficios que se obtendrían con su firma, no parecen ser, comercialmente, tan importantes como, por el contrario, parecen ser sus desventajas.

La perspectiva del comercio internacional de nuestro país, creo yo, debe orientarse más bien en la dirección de una apertura selecta, cuidadosamente monitoreada y negociada. Una apertura irrestricta y sin exclusas puede ser tan ingenua como la pretensión de la existencia del mercado libre. En ese sentido, para los países económicamente débiles, los organismos internacionales como la OMC ofrecen recaudos propios que limitan los efectos negativos del capital de los países centrales, en los países en vías de desarrollo.

Nota Agregado el 18 de mayo de 2015:   En una entrevista hecha el 27 de abril de 2015 por Fernando Arellano O., a la señora Ana Esther Ceceña, directora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica, se hace un análisis muy inteesante del TPP desde una perspectiva política, puede consultarse en: http://www.alainet.org/active/74072?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%253A+ALEMtitulares+%2528Titulares+de+America+Latina+en+Movimiento%2529

Publicado en Desinformación de Medios, Economía de las Transnacionales, Economía global, Enonomía de Costa Rica | Etiquetado , , | Deja un comentario

Probando teorías sobre Democracia en los Estados Unidos


“Análisis Multivariable muestran que las elites económicas y los grupos empresariales organizados tienen un impacto independiente notable en la política gubernamental de los EE.UU, mientras que los intereses del ciudadano promedio y grupos de base tienen poca influencia.  Este resultado ofrece un apoyo substantivo a las teorías sobre Supremacía de Elites Económicas y sobre Desviación del Pluralismo y no, por el contrario, a las de Democracia Electora Mayoritaria o de Pluralismo Democrático.”

Multivariate analysis indicates that economic elites and organized groups representing business interests have substantial independent impacts on U.S. government policy, while average citizens and mass-based interest groups have little or no independent influence. The results provide substantial support for theories of Economic-Elite Domination and for theories of Biased Pluralism, but not for theories of Majoritarian Electoral Democracy or Majoritarian Pluralism.

gilens_and_page_2014_-testing_theories_of_american_politics.doc

Publicado en Desinformación de Medios, Política Internacional | Etiquetado , | Deja un comentario

Entre más grandes más injustas


Un comentario de Sergio Reuben

En el último número de la revista conservadora inglesa The Economist, se hace un reconocimiento a un hecho que se ha venido señalando en este Blog Escudrojo; que el desarrollo tecnico y el crecimiento de las empresas están correlacionados con la desigualdad vía la limitación de la competencia.

Basados en dos recientes estudios de  H. Mueller, E. Simintzi and P. Ouimet, “Wage inequality and firm growth”, LIS Working Paper 632 (March, 2015).  y el de A. Bollard, P. Klenow and H. Li, “Entry costs rise with development”, SCID Working Paper 518 (December, 2014), la revista concluye que el crecimiento de los “costos de entrada” de las firmas como resultado del desarrollo, ha limitado la competencia y ha favorecido la desigualdad.

Nos llama la atención este reconocimiento que, aunque no se hace -como se hace en dos artículos mencionados en varias de las entradas de este Blog- apelando a la mayor remuneración que está recibiendo el capital como resultado de su concentración en pocas empresas, sí, al menos, se reconoce que el trabajo (los trabajadores) está siendo menos remunerado de lo que debería, según el aumento de su productividad.

Copio a continuación los artículos relacionados con la investigación que se propuso explicar el proceso de la crisis económica actual desde la desigualdad y la desproporción originadas en la concentración del capital:

“La crisis económica actual: una visión desde la economía política”, Revista Ciencias Económicas, Vol.26, N°2, pp.71-103, segundo semestre de 2008, Facultad de Ciencias Económicas, Universidad de Costa Rica,

http://www.latindex.ucr.ac.cr/econ003-04.php

“Fundamentos hipotéticos para investigar la crisis económica contemporánea”, Revista Ciencias Económicas, Vol.30, N°2, pp. 89-130, segundo semestre de 2012, Facultad de Ciencias Económicas, Universidad de Costa Rica.

http://revistas.ucr.ac.cr/index.php/economicas/article/download/8008/7630

Publicado en Crisis del capitalismo, Economía de las Transnacionales, Economía global | Etiquetado , , | Deja un comentario

“La propiedad de los medios de trabajo y producción una clave para proponer salidas a la crisis económica contemporánea”

Notas para la Charla inaugural de la cátedra Pensamiento Económico

PresentaciónUNAEscuela de Economía de la Universidad Nacional,

Heredia, 9 de marzo de 2015

 

Enlace | Publicado el de | Deja un comentario

Grecia apuesta a nuevas relaciones de producción


que debiliten las relaciones dominadas por los intereses del capital

-Sergio Reuben Soto-

            El plan de Alexis Tsipras, Primer Ministro del gobierno griego, de obtener una rebaja sustantiva a los 240 mil millones de euros de deuda, sólo puede hacerse real si Alemania, Francia y la Comisión Europea, aceptan nuevas relaciones económicas, particularmente financieras, que modifiquen la forma capitalista de valorar los activos.

            De hecho, la propuesta del ministro de finanzas griego Yanis Varoufakis de canjear la deuda por bonos perennes y por bonos redimibles sólo en condiciones de crecimiento del PIB griego, son mecanismos que rompen el esquema normal de bonificar la deuda.  No es, pues, de extrañar que haya sido el Fondo Monetario Internacional el primero en rechazar la oferta, puesto que su aceptación implicaba aceptar esas relaciones financieras para todo el mundo… (ver opinión Financial Times)

            El problema reside en que, como dice Tsipras en una carta a los contribuyentes alemanes y europeos en general, la deuda griega que se ha ido amontando en los últimos años, es realmente impagable.  La Comisión Europea y el Banco Central Europeo agraciaron la deuda con nuevos préstamos, a efecto de que no apareciera el fantasma de la quiebra o del de fault, que pusiera en peligro la estabilidad del euro.  Pero las condiciones financieras y económicas de Grecia eran inadmisibles para cualquier banquero.

            Como puede verse, ya en tales condiciones, se dejaron de aplicar las “sanas” reglas de las finanzas en pos de un objetivo político; pero en lugar de reconocer las condiciones materiales y objetivas de la economía del país, lo que hicieron fue maquillarla –sí, esa es la palabra–, de manera que Grecia diera la impresión de que era capaz de “pagar”, esto es de honrar la deuda, de acuerdo a la lógica de las relaciones capitalistas, con el pago de intereses y capital en los plazos convenidos; cuando en verdad el país no podía hacerlo.

            Este panorama presenta nuevamente una situación que se describió en una entrada de este Blog del 26 de octubre del 2014, en la que se expresa la necesidad de crear un “código de los derechos elementales de los pueblos”, con jurisdicción internacional, que norme las condiciones mínimas de vida que no pueden ser menoscabadas a éstos por el cobro de la deuda soberana.  Las entidades financieras internacionales, como las nacionales, como los inversionistas y poseedores de bonos, deben saber cuándo es conveniente comprar la deuda de determinado país y cuándo no.  Pero no pueden pedir que ese país someta a condiciones indignas a la mayoría de sus ciudadanos sólo por el hecho de honrar el pago de su deuda.  Creo que no hay pueblo de América Latina que no haya conocido los rigores de un cobro despiadado.

            La aceptación del no pago de la deuda soberana es, sí, una regla del mercado puro, que no ha sido reconocida por el capital, acostumbrado a que el ordenamiento legal le favorezca y, por lo general, acostumbrado a dictar las condiciones en las que funciona el mercado.

            Lo que la crisis desatada a finales del 2008 ha venido a mostrar es que la valoración y reproducción del capital ha sometido a sus intereses los objetivos fundamentales de la organización social que, sabemos, no pueden ser ya los de mantener las condiciones por las que ese capital se valoriza y reproduce, sino que son justamente las necesidades perentorias de la ciudadanía[1].  El rescate de los grandes inversionistas y de un sistema financiero herido en el hígado se hizo bajo la premisa de que era necesario, para superar la crisis, restaurar las condiciones dentro de las que se había venido dando ese proceso.  Pero con ello se evitó que las “leyes del mercado puro” actuaran conforme a su sino y se puso a los intereses del capital ante ellas.

            El quid pro quo se debe a que nos han enseñado que dicha reproducción y valoración del capital es la que permite la mejor forma de organizar la producción y el reparto del producto colectivo; pero las crisis y sus nefastos resultados, cada vez más frecuentes y dolorosos, muestran que ya no es así.  El crecimiento de la acumulación de capital y su concentración y centralización en pocas manos, como se ha demostrado[2], conduce al control corporativo de los mercados y a su desquiciamiento, convirtiéndolos en instrumento de sus intereses y no de los intereses de las grandes mayorías.

            Grecia pide un cambio en ese planteamiento, como lo ha venido pidiendo Argentina y la mayoría de los pueblos de América Latina desde hace varias décadas.  Los deudores deben reconocer que se equivocaron, que las inversiones que hicieron no rindieron como esperaban.  Y permitirle a los pueblos condiciones dignas de vida.

[1] – Cf. Reuben S., 2008, “La crisis económica actual, una visión desde la Economía Política”, Revista de Ciencias Económicas, Vol.27, N°2, julio-diciembre, Universidad de Costa Rica, San José.

[2] – Cf. Reuben S., 2012, “Fundamentos hipotéticos para investigar la crisis económica contemporánea”, Revista de Ciencias Económicas, Vol.30, N°2, julio-diciembre, Universidad de Costa Rica, San José.

Publicado en Crisis del capitalismo, Economía de las Transnacionales, Economía global, Política América Latina, Soluciones a la crisis | Etiquetado , | Deja un comentario

Carta de Alexis Tsipras a los contribuyentes alemanes

Esta galería contiene 2 fotos


 Lo que nunca les dijeron sobre Grecia Alexis Tsipras Carta abierta publicada el 13 de enero en Handelsblatt, un importante periódico de finanzas alemán. La mayoría de ustedes, queridos lectores del Handesblatt, tendrán una idea preconcebida sobre aquello de lo … Sigue leyendo

Galería | 2 comentarios