Elecciones en Costa Rica


 ¡Ganó el deseo por el cambio!

Servio Escudrojo

La crítica al funcionamiento del estado, en una sociedad incapaz de resolverle las necesidades creadas por ella misma al ciudadano, es un arma política poderosa. ¿Podrá la crítica populista formular una propuesta viable que produzca un cambio de cosas con un estado mínimo, que minimice ese descontento acumulado?

Nosostros creemos que no.  Como se ha venido planteando en muchas de la entradas en este Blog Escudrojo, la contradicción principal del sistema, el acrecentamiento desbocado de la acumulación y centralización del capital genera condiciones para que los equilibrios macroeconómicos alcanzados no sean los más eficientes, tanto en términos económicos como sociales.  Pero desconocemos los límites de la tolerancia y de la adaptabilidad social a las dificultades y a las desigualdades.  -Creemos que parte del trabajo político de liberación popular debe ser acuciar esa intolerancia hacia las injusticias, señalar los peligros ecológicos que implica el desarrollo de capitalismo corporativo contemporáneo, etc.  Esas advertencias las han venido haciendo buena parte de los movimientos contestarios del orden actual, pero no han sido lo suficientemente convincentes y no se les ha reconocido con los medios para hacerlos parte central del debate político-.   Es una fase de ese proceso de demonización de las ideas socialistas en que, por miedo o incapacidad, la élite gobernante prefirió recurrir a ese expediente charlatanezco para combatirlas.

Así, se puede llegar a la conclusión de que la pobreza de nuestra cultura política se debe a la erradicación del pensamiento de izquierda y su crítica al orden establecido, que el conservadurismo de la élite en el poder ha propiciado en el seno del debate político nacional.

La posibilidad de formular, discutir y divulgar propuestas de política con base socialista, sin que sean vilipendiadas y convertidas en hazmerreir popular con argumentos políticamente pobres, sensacionalistas y vulgares, ha creado un vacío discursivo que ha empobrecido el debate, dejando sólo la posibilidad de propuestas unidimensionales, secas, sin alma combativa, prácticamente sin contradicciones revitalizantes de la imaginación y el ingenio humano.

La situación electoral insulsa que hemos vivido es producto del cercenado del discurso político nacional del pensamiento socialista, de la crítica marxista de la sociedad burguesa.

Independientemente de los errores políticos de los partidos y movimientos de izquierda, la incapacidad de los grupos dominantes, ya por pereza intelectual, ya por incapacidad, de construir un debate de altura con aquellos, y entonces  vulgarizar y ridiculizar con tintes mucha veces triviales, absurdos y hasta religiosos, las propuestas de sus críticos, ha generado un debate vacío, un ambiente político estéril, sin espíritu, acrítico, dominado por dogmas, y sin opciones estimulantes a la inteligencia.

Asignarle al Estado generado por el capitalismo corporativo (institucionalidad creada para solventar los efectos deletéreos en las condiciones de la vida colectiva de sus ciudadanos generadas por el mismo capitalismo) las falencias y yerros en esas condiciones de la realidad social contemporánea, sólo muestra el desconocimiento de los orígenes estructurales de las deficiencias.

Es por eso, que nosotros pensamos que el populismo como crítica a la institucionalidad existente con su estatus quo social y político -incluyendo sus facetas inevitables de la corrupción-, es incapaz de proponer soluciones viables y eficaces a las demandas reales de los pueblos.  Sus gobiernos sólo logran crear expectativas que finalmente se ven incumplidas, creando una espiral de insatisfacciones y un acerbo creciente de aspiraciones inalcanzadas e inalcanzables.

Para revitalizar nuestra cultura política es necesario exigir un debate de altura entre los defensores de la organización social burguesa y sus críticos del socialismo y sus nuevas corrientes, sin que estos últimos sean arrastrados al circo mediático de la desinformación y la caricatura.

Acerca de escudrojo

Un libre pensador: Crítico de una sociedad en la que el capital organiza la vida Blog Escudrojo por Servio Escudrojo se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.Basada en una obra en http://www.escudrojo.wordpress.com.
Esta entrada fue publicada en Desinformación de Medios. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s