El Big Mac Index y la política cambiaria del Banco Central


El Mig Mac y la política cambiaria sin cambio inteligente del Banco Central

-Serbio Escudrojo-

Con la publicación del Big Mac Index de este año, que la revista británica The Economist ha venido elaborando anualmente desde 1986, queda nuevamente en evidencia el carácter ideologizado e interesado de la política cambiaria diseñada por nuestras autoridades monetarias. Según los resultados del estudio, el colón está subvaluado en el 15,8%; el dólar debiera valer, por tanto, 448,85 colones.

Big Mac Index Costa Rica 2015

Tomado de The Economist, http://www.economist.com/content/big-mac-index, julio de 2015

Es conocido que este indicador no ofrece un dato totalmente fidedigno de la correspondencia entre monedas, sin embargo se ha convertido en un indicador usado para tener una apreciación inmediata de la relación de éstas con respecto al dólar. Y observando el comportamiento del índice en el tiempo, como se observa en el gráfico adjunto, uno puede advertir que su variación corresponde con el comportamiento del tipo de cambio. Y, en segundo lugar, dicho sea de paso, que desde el 2003, la casi totalidad del tiempo, el tipo de cambio ha tendido a estar subvaluado.

Desde el 2011, en este Blog Escudrojo, se señaló en varias entradas la inconsistencia de esta política cuando aún regían las bandas cambiarias. En ese momento, nuestros señalamientos llamaban a una toma de postura más acorde con las circunstancias por parte del Banco Central bajando la banda inferior y permitiendo una revaluación del colón con respecto al dólar. Mientras que el presidente del Banco Central, a la sazón el señor Rodrigo Bolaños, insistía en la compra de dólares a fin de no permitir que el tipo de cambio bajara por debajo de la banda de los 500 colones por dólar.

Nuestros argumentos iban en varias direcciones:

1.- la relativa desvalorización del dólar no se debía principalmente a ataques especulativos a nuestra moneda (como argumentaba) sino que era un efecto de la política de relajamiento monetario (facilidad monetaria) de la Reserva Federal de los EE.UU. La inundación de los mercados internacionales con esos billetes generó una busca de oportunidades de inversión fuera del mercado norteamericano para el capital internacional. (1)

2.- el aumento del “costo de producción” por el aumento del valor del colón con respecto al dólar tenía efecto, básicamente, sobre los productos exportados a los Estados Unidos (y a algunos países cuyas monedas se hubieran pegado al valor del dólar), pero no sobre los productos exportados a otros países y áreas dónde regían otras monedas que mantenían independencia con respecto a la moneda USA. (2) y también (3)

3.- la estructura de nuestras exportaciones y su tendencia histórica indicaba que el mercado norteamericano no era el más importante en términos generales, incluso después de la modificación asimétrica que significó la firma del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica y los EE.UU sobre élla. Más aún, habían áreas que venían mostrando un dinamismo mucho mayor que la de México-Canadá-EEUU, tales como la misma suramericana y ciertamente, la sino-asiática. (4)

4.- Con esa política de mantener un valor alto ficticio entre el dólar y el colón, lo que estaba haciendo el Banco Central era evitando la importación de nuevo equipo y nueva tecnología necesaria para la modernización y puesta a punto de la estructura productiva del país, de cara a las nuevos retos de la mundialización de la producción. Particularmente, estaba limitando seriamente la capacidad de crecimiento y desarrollo de las industrias y sectores “colonizados” orientados hacia el mercado interno. Así como reduciendo innecesariamente el uso y disfrute de los productos extranjeros por parte de los consumidores que ganaban en colones. (3)

5.- la política de compra de dólares por parte del Banco Central (para aumentar la reserva de divisas internacionales del país), no tenía provecho propiamente dicho para el país cuando se hacía por encima de un cierto monto recomendado, como lo estaba haciendo esa institución. Y aún más, podría llegar a ser hasta peligrosa ante el eventual debilitamiento del sistema de pagos internacionales basado en el dólar.

6.- las nuevas circunstancias internacionales definían unos ámbitos nuevos para el desarrollo nacional; una revaluación del colón permitiría liberar las potencias de la iniciativa privada para aprovechar esas nuevas circunstancias e incidir en esas oportunidades. De esta manera, la política cambiaria privilegiaba a los sectores y empresas involucrados en la política aperturista impuesta por el Consenso de Washington y sometía al resto de la estructura productiva a penosas condiciones económicas. (6), y también (7)

– § –

Hoy, luego de haber pasado de una política de cambio con el dólar de un régimen de bandas a uno de flotación administrada, los fundamentos de la política cambiaria no se han modificado. Los rectores de la política monetaria y cambiaria, mantienen amarrado el precio del colón con respecto al dólar, “administrándolo” de manera de impedir que el tipo de cambio se reduzca como la tendencia del mercado lo requiere.

Creemos que los argumentos que eran válidos a principios de este segundo decenio del siglo XXI para nuestro país, y que expusimos arriba, son aún válidos ahora que inauguramos su segunda parte.

La política cambiaria del Banco Central continúa sin prestarle atención a los fundamentos de la economía internacional: la irrupción del mercado asiático, su dinamismo y sus tendencias, la crisis del área del euro y sus vías de solución, la potencialidad del área del Mercosur, el debilitamiento de la hegemonía económica de los Estados Unidos y de su área de influencia inmediata.

De esta manera, el Banco Central, con sus acciones, continúa favoreciendo políticamente a ciertos ramos y a ciertos sectores de la economía nacional, privilegiados desde hace muchos años con el objeto de insertar al país en el proyecto de la globalización capitalista del Consenso de Washington; pero que hoy en día, ante las nuevas condiciones de la economía mundial, resultan ineficientes, económica y socialmente costosos, e ineficaces para lograr los mejores resultados del esfuerzo nacional.

Anuncios

Acerca de escudrojo

Un libre pensador: Crítico de una sociedad en la que el capital organiza la vida Blog Escudrojo por Servio Escudrojo se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.Basada en una obra en http://www.escudrojo.wordpress.com.
Galería | Esta entrada fue publicada en Desinformación de Medios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s