El TPP ¿de qué estamos hablando?


Un llamado a las autoridades del Gobierno: el TPP vuelve a hacer fila en la agenda de los EEUU

-Sergio Reuben Soto-

            En un artículo del día de ayer, el señor Andrés Velazco, economista de la Escuela de Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, analiza algunos aspectos del Tratado Transpacífico de Participación (TPP, Trans Pacific Partnership) que deben ser cuidadosamente analizado por los países Latinoamericanos (Will the TPP Help Latin America?).

En ese trabajo, merece destacar los principales puntos que el señor Velazco menciona y que deben ser considerados atentamente por nuestras autoridades, ahora que, parece ser, está destrabándose el proceso de negociación del Tratado entre el Japón y los EEUU; principal obstáculo que había encontrado la Administración Norteamericana en su misión de ponerlo en ejecución.

Uno de los señalamientos que parece de la mayor importancia es la estructura del Tratado; diseñada para impedir el flujo del conocimiento entre sus miembros, y la insistencia de los EEUU en un conjunto de provisiones sobre propiedad intelectual que sirven únicamente a los interés de las empresas estadounidenses. (Demanda, según el artículo, 95 años de propiedad intelectual desde la publicación y 120 años de propiedad después de la creación).

Si, pareciera, que uno de los eventuales logros que podría alcanzarse con el Tratado es el de crear oportunidades de diversificación industrial, con estas provisiones y limitaciones en el know how y en la diseminación del conocimiento, lo que se tiende es una plataforma para que las transnacionales norteamericanas busquen en nuestros países los recursos naturales y la mano de obra maquilera, sin dejar poco más que el valor de los salarios en la región. En otras palabras, con la firma del TPP no saldríamos del esquema del RD-CAFTA (o TLC) que tan pocos resultados positivos y tantos negativos ha dejado.

Por otro lado, mientras las reglas del comercio internacional no sean claramente definidas, de manera que se resuelvan problemas tan serios como las “reglas de origen”, los de los derechos sobre la propiedad intelectual, los del cobro de las deudas particulares y soberanas, y los de la jurisdicción de los litigios, entre otros muchos, los tratados bilaterales y multilaterales son instrumentos que inevitablemente favorecen a las empresas de los países con más poder político.

“Justamente”, es ese un punto en el que los Estados Unidos se ha reservado algunos derechos, para que sean tribunales estadounidenses o internacionales en dónde se tengan que resolver los litigios comerciales, limitando seriamente la soberanía de los países más débiles económicamente.

Finalmente, Costa Rica, junto con Chile es uno de los países de la Región con una gran apertura comercial, y es un país que ha firmado convenios comerciales con buena parte de los países que integrarían el TPP, los eventuales beneficios que se obtendrían con su firma, no parecen ser, comercialmente, tan importantes como, por el contrario, parecen ser sus desventajas.

La perspectiva del comercio internacional de nuestro país, creo yo, debe orientarse más bien en la dirección de una apertura selecta, cuidadosamente monitoreada y negociada. Una apertura irrestricta y sin exclusas puede ser tan ingenua como la pretensión de la existencia del mercado libre. En ese sentido, para los países económicamente débiles, los organismos internacionales como la OMC ofrecen recaudos propios que limitan los efectos negativos del capital de los países centrales, en los países en vías de desarrollo.

Nota Agregado el 18 de mayo de 2015:   En una entrevista hecha el 27 de abril de 2015 por Fernando Arellano O., a la señora Ana Esther Ceceña, directora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica, se hace un análisis muy inteesante del TPP desde una perspectiva política, puede consultarse en: http://www.alainet.org/active/74072?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%253A+ALEMtitulares+%2528Titulares+de+America+Latina+en+Movimiento%2529

Anuncios

Acerca de sreuben

Economista y Sociólogo
Esta entrada fue publicada en Desinformación de Medios, Economía de las Transnacionales, Economía global, Enonomía de Costa Rica y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s