Disminución del dinamismo empresarial en los Estados Unidos


Una constatación de los supuestos de la Economía Política

    Servio Escudrojo

     Esta información que consigna The Economist, ( http://www.economist.com/news/united-states/21601837-american-dynamism-dimmed?fsrc=scn/tw/te/pe/ed/americandynamism ) relacionada con la caída de la fundación de nuevas empresas desde hace ya varios años en los Estados Unidos, no hace más que confirmar los supuestos desde dónde hemos venido sosteniendo nuestro diagnóstico de la crisis económica contemporánea.

American DimmedEfectivamente, como lo señala el mismo informe, ese resultado no puede ser más que producto de una largamente reconocida tendencia del capital a concentrarse; esto es, a crear grandes conglomerados de medios de producción contra los cuales los nuevos emprendimientos no pueden competir y desarrollarse.  Más aún, esta tendencia genera también, como se prodrá comprender, una concentración de la propiedad de esos medios; es decir crea la condiciones fundamentales para un reparto del producto social, del resultado de la actividad productiva total, desigual e injusta.

La concentración del capital y su centralización en pocas manos, impide que el mercado pueda funcionar como un medio eficaz y eficiente de asignación de los recursos escasos entre las necesidades sociales perentorias.  Así, el mercado conforma una estructura productiva orientada por una demanda deformada por la distribución del ingreso indebida según las necesidades sociales.  Creando burbujas que pueden reventar ante determinadas condiciones económicas, políticas y sociales.

La regulación de la concentración del capital por medio del Estado, controlando los altos ingresos de las empresas que dominan en sus ramos con procediminetos oligo monopólicos, apoyando la generación de nuevas empresas con subsidios de diverso tipo, creando emprendimientos públicos en ramos y sectores estratégicos para el desarrollo nacional o, igualmente, con acuerdos entre empresarios privados y el Estado, e impulsando la generación de empresas cooperativas, comunales o de los trabajadores, que tengan como objetivos no la simple y llana ganancia sino metas de orden social, entre otras medidas, promoverán condiciones para una organización social de nuevo cuño.

La participación del Estado como ente regulador y conductor de la inversión y de la producción nacional tiene su origen en su carater propiamente político; no determinado por la valoración del capital sino por la busca del bien común.  Sus objetivos se forman en la participación y en la voluntad ciudadanas y no en los mecanismos valorativos de los precios formados en mercados controlados.

Anuncios

Acerca de escudrojo

Un libre pensador: Crítico de una sociedad en la que el capital organiza la vida Blog Escudrojo por Servio Escudrojo se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.Basada en una obra en http://www.escudrojo.wordpress.com.
Galería | Esta entrada fue publicada en Crisis del capitalismo, Economía global y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s