A cinco años de la firma del TLC


Algunas consideraciones sobre los efectos del TLC en el Comercio Exterior de Costa Rica

Sergio Reuben Soto

AlChile1

Fuente: Banco Central de Costa Rica

Los resultados de este estudio muestran con claridad el efecto del Tratado de Libre Comercio con los EEUU, en el comportamiento de las exportaciones e importaciones de Costa Rica.

1.- Exportaciones

En primer lugar, es notable al comparar las líneas de tendencia de las exportaciones, cómo varía hacia abajo el crecimiento de éstas en los 5 años posteriores al tratado.  Esto es, que para nuestro país, el ambiente general de las exportaciones fue mucho más propicio antes del TLC que después de éste.[1]  Claro, siempre se puede argumentar que el período posterior al TLC está marcado por la gran depresión que se inició a finales del 2008 y que afecta el mercado exterior costarricense…, pero lo cierto del caso es que ese mercado comienza a re-direccionarse hacia el mercado norteamericano precisamente con la aprobación del Tratado, afectando hacia la baja las oportunidades de exportar a otros mercados que, por el contrario al norteamericano, se encontraban en mucho mejores condiciones de salud que éste.

Si analizamos con más cuidado y desagregadamente el comportamiento específico de la exportaciones por regiones geográficas, es notable también cómo, antes del tratado de libre comercio DR-CAFTA (siglas en Inglés), nuestro país mostró tasas de crecimiento mucho mayores hacia las regiones Centro América, América Latina y Europa, que las que mostraba hacia los EEUU.

En el siguiente Gráfico 2, es posible notar cómo las líneas verde, morada y roja, que representan los comportamientos de las exportaciones del país hacia América Latina, Europa y Centroamérica respectivamente, parten de montos cercanos a los 500 millones de dólares en 2001, y se acercan en 2008 a los 1.100 millones de dólares; mientras que las exportaciones de Costa Rica hacia los EEUU, en el mismo período, sólo pasan de aproximadamente 750 millones de dólares a los 1.200 millones de dólares.  Sus inclinaciones en ese período son mayores a las mostradas por la línea que describe nuestras exportaciones a los Estados Unidos, por lo que estos mercados mostraban mayor dinamismo que el mercado norteamericano para nuestros productores y exportadores.

Untitled2 Fuente: Banco Central de Costa Rica

Si revisamos estos datos a escala logarítmica para notar sus ritmos de crecimiento tenemos los gráficos 3, 4 y 5, en los que se confrontan las tendencias de las exportaciones de Costa Rica hacia EEUU y hacia Centroamérica (Grafico 3):

Untitled3Fuente: Banco Central de Costa Rica

En este gráfico es posible notar el ritmo de crecimiento más acelerado de la línea roja (que son las exportaciones de Costa Rica a Centroamérica), con una inclinación más empinada que la verde (Exprt. a los EEUU) en el periodo anterior al 2008.

Por el contrario, después del 2008, una vez aprobado el TLC, lo que aparece es un comportamiento de las exportaciones hacia Centroamérica un poco más débil, con una inclinación de la línea roja mas horizontal.

Y los otros dos gráficos no hacen más que reproducir ese mismo comportamiento con relación a nuestras exportaciones a los Estados Unidos: los ritmos de crecimiento de nuestras exportaciones hacia América Latina son dramáticamente mucho mayores que los que muestran nuestra exportaciones hacia los EEUU antes de la firma del TLC, y, consecuentemente, sensiblemente menores una vez firmado el Tratado; y lo mismo sucede con relación a nuestras exportaciones hacia Europa (Gráfico 5).

Untitled4Untitled5          Fuente Banco Central de Costa Rica

Es importante hacer notar, la sensible reducción del ritmo de crecimiento de nuestras exportaciones a América Latina después de aprobado el TLC.  Es presumible perfectamente, que de no haber habido TLC, nuestras exportaciones a América Latina y a Europa hubieran sobrepasado en valor, en estos momentos, a las que hacemos a los Estados Unidos, dejando a este mercado en una segunda o tercera posición de importancia.

El TLC significó, así, un instrumento que reorientó nuestro sistema productivo de exportación, hacia el mercado norteamericano, cuando su tendencia general se orientaba más bien hacia los otros mercados tradicionales.

Veamos ahora el comportamiento de la importaciones de nuestro país antes y después de la firma del Tratado, para poder tener una visión más completa de sus efectos en nuestro comercio internacional.

2.- Importaciones

El análisis de las importaciones nos ofrece otra aspecto de los efectos del TLC en la estructura económica del país.

En primer lugar, observando el gráfico N°1 (al inicio de este documento) y comparando las líneas de tendencia de las serie de datos de antes y de después del TLC, notamos que al contrario de lo que sucedía con nuestras exportaciones, las importaciones mantienen un ritmo de crecimiento que no se distancia mucho con el del período anterior.  Independientemente de la crisis económica que afecta ese período, pues, Costa Rica mantiene un ritmo de crecimiento de sus importaciones apena menor que el que traía antes del TLC.

Con esta constatación se cae el argumento que podía esgrimirse al constatar que nuestra exportaciones pierden dinamismo después del 2008…, no es pues un efecto de la crisis; si no un efecto de las nuevas condiciones comerciales que define el Tratado.

Untitled6Fuente: Ibidem

Pero aún más, como lo hace patente el gráfico N°6, las únicas importaciones que muestran una notable mejoría son las provenientes de los Estados Unidos.[2]

3.- Conclusión

Este análisis de los datos del Banco Central ilustran de manera clara la transformación que sufrió el desarrollo de nuestro comercio internacional con la firma del TLC; una transformación que hizo re-direccionar buena parte de la estructura productiva de Costa Rica hacia el mercado norteamericano; y éste mercado no era capaz de ofrecer oportunidades adecuadas a las codiciones desarrolladas por nuestra estructura productiva, cerrando así las oportunidades que se habían abierto en los otros mercados internacionales.

Con estos datos, el TLC se muestra como un negocio que impidió el desarrollo de un gran grupo de empresas y sectores que estaban estableciendo relaciones comerciales muy favorables con otros mercados, afectándose negativamente sus ritmos de desarrollo por las condiciones relativamente adversas para ellos, que significaba el acuerdo comercial especial con el mercado norteamericano.

En los años siguientes y hasta nuestro días, esto ha significado con toda seguridad, no solo ritmos de crecimiento menores de esos sectores y empresas de los que hubieran tenido de no haber existido el TLC, sino que incluso, lamentablemente, el cierre o la quiebra de muchas de ellas; conformándose así, una estructura productiva que podemos denominar “TLC adicta”, que no ofrece una adecuada y cabal asignación de nuestros recursos productivos y del trabajo de todos nosotros.  Es una estructura sesgada, orientada por el TLC; pero que no ofrece la mejor distribución de nuestros recursos dentro de las oportunidades que se estaban abriendo.

Estamos en presencia de un fenómeno claramente marcado por la firma del TLC, que conduce a la estructura económica del país ha generar un mayor déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos.  Y ese déficit se forma principalmente con el comercio con los Estados Unidos.

El TLC ha significado una reestructuración del aparato productivo de Costa Rica que ha conducido hacia una mayor dependencia comercial de los Estados Unidos, a una reducción de las oportunidades de exportación a los principales mercados tradicionales del país y a una locación de los recursos escasos del país en sectores que no son los prioritarios para las necesidades sociales del país.

No es pués, de extrañar la opinión de la mayoria del pueblo mexicano con relación a su tratado bilateral con los mismos Estados Unidos, que considera que éste solo favoreció a la economía norteamericana.  En una reciente encuesta para el diario El Universal el 50% de los mexicanos reconoció que ese Tratado sólo benefició a su vecino del Norte. http://www.five365.com/2013/12/18/economia/latinoamerica/los-mexicanos-cree-que-el-nafta-beneficio-a-ee-uu/


[1] – Es de hacer notar que el factor de x en el primer tracto es mayor que el del segundo tracto.

[2] – Las líneas de tendencia que reportan los datos son las siguientes para antes del TLC y=171,39x-341481 y para después del TLC y=493,33x-987473.

Acerca de sreuben

Economista y Sociólogo
Galería | Esta entrada fue publicada en Desinformación de Medios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s