Creado Centro Latinoamericano para la resolución de conflictos comerciales


Estados de América Latina configuran nuevo grupo para abordar los litigios internacionales

[Boletín Sur artículo 74]

Amenazados por miles de millones de dólares de demandas derivadas de los tratados de inversión, varios gobiernos han formado un nuevo grupo para hacer frente a las empresas transnacionales y los tratados bilaterales de inversión.

_________________________________

 Minería

Por Martin Khor
Los líderes de varios países de América Latina han creado una nueva coalición para coordinar acciones y enfrentar el creciente número de demandas legales internacionales que se están poniendo contra los gobiernos, por las empresas transnacionales.
Una reunión ministerial de 12 países celebrada en Guayaquil, Ecuador, decidió varias acciones conjuntas para hacerle frente a la amenaza planteada por estas demandas, que han cobrado millones o incluso miles de millones de dólares de los gobiernos.
“No más los pequeños países deben enfrentar por sí mismos juegos legales de las grandes empresas”, dijo el canciller Ricardo Patiño de Ecuador, en una conferencia de prensa después de la reunión que presidió. “Ahora hemos decidido hacer frente a los retos planteados por estas empresas transnacionales de manera coordinada.”
Siete de los países, en su mayoría representados por sus Ministros de Relaciones Exteriores, Comercio y Finanzas, aprobaron una declaración con un acuerdo para formar una conferencia de los estados afectados por los intereses transnacionales. Ellos son Ecuador, Bolivia, Cuba, Nicaragua, República Dominicana, San Vicente y las Granadinas y Venezuela.
Asistieron también a la reunión representantes de otros cinco países (Argentina, Guatemala, El Salvador, Honduras y México) quienes transmitieron los resultados a sus gobiernos.
Los Ministros decidieron establecer un comité ejecutivo, dirigido inicialmente por el Ecuador, para coordinar las acciones políticas y legales, incluyendo el envío de información sobre los conflictos legales que involucran a los estados, la coordinación de las acciones legales conjuntas y la difusión de información al público.
También acordaron establecer un centro regional de arbitraje para la solución de controversias sobre inversiones, basado en reglas justas y equilibradas, cuando la solución de controversias entre las empresas y los Estados no pueda llevarse a buen término en el marco de la legislación nacional.  El centro de la propuesta es ofrecer una alternativa a los tribunales internacionales existentes que se considera sesgada a favor de los intereses de los inversores.  Los tribunales, como el CIADI (con sede en el Banco Mundial en Washington), han sido acusados ​​de estar sumidos en situaciones de conflicto de interés. Sólo unos pocos árbitros escuchan las partes, y muchos de ellos aparecen como abogados de las empresas o como meros miembros de la junta directiva de las empresas transnacionales.
Los ministros también decidieron crear un “observatorio internacional” para monitorear y analizar los casos de inversión, para reformar el actual sistema de arbitraje, y proponer mecanismos alternativos para la mediación justa entre los Estados y las empresas transnacionales.  El observatorio servirá para promover la coordinación entre los sistemas judiciales de los Estados de América Latina y para garantizar la ejecución de las decisiones judiciales internas en las disputas entre los Estados y las empresas transnacionales.
También debe asesorar a los gobiernos en sus negociaciones con las empresas transnacionales, especialmente en los contratos comerciales y de inversión.
La reunión había sido motivada por las preocupaciones serias que surgen de los casos de inversión adoptadas por las empresas transnacionales en contra de los gobiernos en virtud de los tratados bilaterales de inversión y acuerdos de libre comercio que permiten a estas empresas demandar por la pérdida de los beneficios futuros, debido por ejemplo a las nuevas regulaciones y políticas del gobierno o de una cancelación o modificación de un contrato.
Ha habido más de 500 casos conocidos de conflictos inversionista-estado, solo en el 2012 60. Algunos países de la región, como Argentina, Ecuador, Venezuela y México tienen cada uno entre 20 y 30 casos abiertos.
La proliferación de casos en los últimos años también han afectado a los países en desarrollo de otras regiones, como África del Sur, India, Indonesia y Vietnam, así como muchos países desarrollados.
La desilusión con los acuerdos y el sistema de arbitraje ha provocado una serie de acciones por parte de los gobiernos como la suspensión de las negociaciones de nuevos tratados, los intentos de renegociar o denunciar los tratados existentes, y el retiro de la competencia del tribunal del CIADI, adjunto al Banco Mundial.
El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas Espinel, informó a la reunión de dos disputas arbitrales adoptadas contra su gobierno por las empresas petroleras en los tratados bilaterales de inversión (TBI), y en las sentencias del tribunal que a su juicio eran injustas e incluso indignante.
En uno de los casos, Ecuador se les pide que paguen US$ 2.3 mil millones de compensación (incluidos los intereses) a la petrolera estadounidense Oxy, a pesar de que los árbitros reconocieron que la compañía había violado los términos de su contrato con el gobierno.
Otros ministros y funcionarios también presentaron las experiencias de sus países en los casos abiertos contra ellos por los inversores extranjeros, y las acciones propuestas que se podrían tomar para evitar futuros casos o reducir sus efectos.
Una nota de referencia que explica el motivo de la reunión se dice que los procedimientos de arbitraje y reclamaciones realizadas por empresas europeas y multinacionales de Estados Unidos contra un número creciente de estados del Sur han aumentado dramáticamente.  Estos costosos litigios, la mayoría de los cuales favorecieron los interese de los inversores transnacionales, no sólo afectan a la situación fiscal de los Estados, sino que también plantean un serio desafío a su jurisdicción y la soberanía nacional, y comprometen el curso de los planes de desarrollo en América Latina y en otras regiones.
Este problema se originó en la década de 1990 cuando los tratados bilaterales de inversión y de libre comercio fueron firmados por los países en desarrollo con la esperanza de atraer las inversiones extranjeras, pero las consecuencias negativas de estos compromisos ya se han hecho evidentes, se dice en la nota.
Una segunda reunión de la agrupación recién formada tendrá lugar en Caracas en julio.
Martin Khor es Director Ejecutivo del Centro del Sur.

Anuncios

Acerca de escudrojo

Un libre pensador: Crítico de una sociedad en la que el capital organiza la vida Blog Escudrojo por Servio Escudrojo se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.Basada en una obra en http://www.escudrojo.wordpress.com.
Galería | Esta entrada fue publicada en Economía de las Transnacionales, Economía global, Política Internacional, Soluciones a la crisis y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Creado Centro Latinoamericano para la resolución de conflictos comerciales

  1. Pingback: Creado Centro Latinoamericano para la resoluci&...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s