La seguridad ciudadana se está convirtiendo en seguridad militarizada


Servio Escudrojo

UntitledUna preocupación comienza a aparecer entre algunas personas con conoci­mientos en materia de seguridad ciudadana; y es la tendencia que observan de parte de las autoridades del Gobierno Chinchilla de militarizar la seguridad. La forma en que han desarrollado el cuerpo de guarda costas por ejemplo, se ha he­cho de manera de establecer un estructura de cuerpo militar más que de policía civil. Y la reciente compra de equipo electrónico para la policía, responde más a las necesidades de inteligencia militar que de resguardo de la seguridad ciudada­na.

A esas personas también les preocupa la participación de “expertos en se­guridad” de la embajada norteamericana en el asesoramiento del ministro y la presidente en asuntos de seguridad y migración. La orientación de la política de seguridad nacional de los Estados Unidos es un asunto que solo les concierne a ellos y a su territorio, y nada tienen que venir a enseñarnos cómo aplicamos nuestra política de seguridad en nuestro territorio.

Bien es sabido el fracaso de la política guerrerista de seguridad nacional que aplicó el gobierno saliente de México, precisamente coordinada con la políti­ca de seguridad norteamericana.

Las necesidades y las condiciones existentes para resguardar la seguridad del territorio de los Estados Unidos son totalmente distintas a nuestras necesida­des, a nuestras condiciones y a nuestra idiosincracia. Más aún, los intereses eco­nómicos, políticos y sociales que rigen la política de seguridad del gobierno de los Estados Unidos son, obviamente, bien distintos a los intereses que deben re­gir nuestra política de seguridad nacional.

La reciente compra de dos helicópteros MD 600 para la fuerza pública ha suscitado en algúnos círculos una alta susceptibilidad, no solo porque dicha com­pra se ha hecho con intermedio de la Embajada de los Estados Unidos, sin abrir un proceso legal de licitación pública y porque para algunos, como el exministro de seguridad pública Lic. Fernando Berrocal, los helicópteros no son los más ap­tos para uso policial.

Copio a continuación la respuesta que el Lic. Berrocal le da al ministro Za­mora, ya que no obstante que esta nota fue enviada a todos los medios, no fue re­producida ni divulgada de manera apropiada y conveniente a los intereses del país.

RESPUESTA AL MINISTRO ZAMORA SOBRE

LA COMPRA DE DOS HELICOPTEROS DE LUJO

Lic. Fernando Berrocal Soto

Pre candidato del PLN

Le agradezco al Ministro Mario Zamora su respuesta en Extra y sus comentarios, en mi desempeño como Ministro de Gobernación, Policía y Seguridad Pública. Con el mayor de los respetos, sin embargo, creo que se equivoca. Vamos a ver a quien de los dos, a él o a mí, el tiempo le da la razón.

Tres comentarios adicionales para que, el Sr. Ministro, si lo tiene a bien se los aclare al país:

1.- Esta comprobado que los helicópteros MD 600 tienen un valor de mercado entre US $1.9 y US $2 millones.  Se nos dice que esos dos helicópteros vienen con tecnología avanzada incorporada y eso me parece muy bien. Con el valor de esa tecnología, su valor podría andar entre los US $2.2 y US $2.5 millones cada uno, o sea un total de unos US $5 millones por los dos. La pregunta obligada es: ¿Y los otros US$2.6 millones, hasta completar el total asignado y aprobado de US $7.6 millones? Pudiera ser que ese presupuesto no se llegó a utilizar en su totalidad, lo que es permitido por la ley, aunque esto sería una lástima, porque pocas veces se obtiene el visto bueno de la Casa Presidencial y de la Contraloría General de la República, para una partida tan generosa y, a la vez, tan necesaria para suplir necesidades reales del Ministerio de Seguridad Pública, en un tema tan fundamental como la lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado.

La pregunta concreta es: ¿Cuánto costó cada helicóptero? Y si no se podría haber adquirido un tercer helicóptero, con el sobrante del presupuesto o si éste se dedicó a otro propósito relacionado. Aclaremos este punto.

2.-  Tampoco  queda claro si esta compra fue o no una “negociación de gobierno a gobierno”, porque una cosa es que se haya contado con el apoyo de la Embajada de los Estados Unidos, lo que es una práctica normal y usual de cualquier sede diplomática, cuando está de por medio un suplidor privado de ese país, lo que igualmente habría hecho cualquier otro país, si los US $7.6 millones hubieran sido para comprar  otro tipo de helicópteros, más baratos y de funciones policiales. Otra cosa es una negociación de “gobierno a gobierno”, en que se ponderan razones de Estado.

Si no es estrictamente este el caso, la pregunta es: ¿Por qué no se hizo una licitación abierta, para recibir y valorar diferentes oferentes y sus condiciones, tanto económicas como funcionales y operativas? ¿Por qué se utilizó un procedimiento de compra directa? No había sido el otro procedimiento más transparente y certero, en términos de determinar si los helicópteros MD-600 son o no “light” y de lujo ejecutivo, para volar de aeropuerto a aeropuerto y no se ajustan a las estrictas especificaciones de un helicóptero de uso policial, frente a las ventajas operativas que sí tienen otras marcas, incluso norteamericanas, que son  igualmente buenas en calidad pero mucho más baratas y que nos habrían permitido resolver, lo que habría sido un logro formidable de esta Administración, el número correcto de helicópteros que necesita el Ministerio de Seguridad Pública para la lucha contra el narcotráfico y la delincuencia organizada. Ese es mi punto de fondo.

3.- Dice Usted que dejemos que el tiempo establezca quien tiene la razón. Entre tanto, le reitero con absoluta convicción que el Ministerio de Seguridad Pública y la Comisión Nacional de Emergencias, para efectos policiales y de calamidad nacional, necesitaban otro tipo de helicópteros y que se perdió la valiosa oportunidad de dejarle al país hasta seis  helicópteros de función policial  para la lucha contra el narcotráfico y la criminalidad. Por eso y discúlpeme, Señor Ministro, es que me pregunto: ¿No será que esos dos helicópteros los compraron para la Casa Presidencial y para uso de los Ministros y el Consejo de Gobierno, hasta con asientos de cuero?  ¿No será que algún muy alto funcionario (a) se emocionó demasiado con el helicóptero privado de ese tipo, que le prestan para sus giras por el territorio nacional y de pronto, como tantas otras ocurrencias de estos tiempos, pensó equivocadamente que también podrían servir para la lucha contra el narcotráfico y en situaciones difíciles de calamidad nacional ?

Pero, como Usted dice  Sr. Ministro, el tiempo nos dirá  si es Usted o yo quien tiene la razón. Entre tanto, me parece que es un asunto de suficiente importancia nacional para que Usted le explique en detalle a los Señores Diputados, en la Asamblea Legislativa, las razones y el fundamento técnico y financiero de la compra de estos dos helicópteros MD-600, en lugar de los cinco o seis que se podrían haber comprado, con especificaciones precisas para uso  policial y necesidades de la Comisión Nacional de Emergencias.

Acerca de escudrojo

Un libre pensador: Crítico de una sociedad en la que el capital organiza la vida Blog Escudrojo por Servio Escudrojo se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.Basada en una obra en http://www.escudrojo.wordpress.com.
Galería | Esta entrada fue publicada en Desinformación de Medios, Política Costa Rica. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s