Una quinta parte de los costarricenses es cooperativista: “Mis finanzas en línea.com”


-Una contribución para el Blog Escudrojo de Sergio Reuben Soto-

Este dato da una idea del desarrollo de nuevas relaciones de producción -distintas a las propiamente capitalistas- que se han venido desarrollando dentro de nuestro sistema económico.  El crecimiento de unidades de producción que distribuyen sus beneficios entre sus trabajadores, y estos contribuyen en la toma de decisiones de la empresa, es una muestra palpable de la viabilidad de este tipo de empresas como instrumentos eficaces de producción y distribución del producto social.

Dentro de un sistema de relaciones capitalistas, empresas que no puedan anteponer su interés a aumentar la tasa de ganancia, a costa de la remuneración a sus trabajadores, son perdedoras.  De ahí que en el marco de esas relaciones debe existir la mayor flexibilidad en el manejo de dichas remuneraciones; porque el objetivo central de ese sistema es la maximización de las ganancias.  Es ese objetivo el que guía la producción por el “buen camino” y el que hace posible la más eficiente y eficaz distribución de los recursos sociales disponibles.

Pero esas determinaciones son quiméricas por cuanto el mismo funcionamiento del sistema, la misma busca de maximización de las ganancias, termina corrompiendo las condiciones dentro de las cuales esas determinaciones alcanzan el objetivo de la distribución eficiente, eficaz y equitativa de los recursos sociales.  El resultado concreto, histórico, por el contrario, es su tendencia a la concentración de la propiedad y de la riqueza y el funcionamiento farragozo de los mecanismos de producción y de división social del trabajo .

Las experiencias colectivistas, cooperativistas y estatales, entre las principales formas de propiedad productiva no-privada, no obstante sus dificultades para desenvolverse en un medio adverso como el capitalista, tienen la posibilidad de planear su desarrollo con otros criterios distintos al de la maximización de la tasa de ganancia.  Y esta condición, les otorga la capacidad de desenbarazarse con mayor facilidad, de las obligaciones nefastas de la valorización del capital.

La salida de la crisis contemporánea, la salida real que asegure una recuperación franca y duradera, pasa seguramente por el fortalecimiento de este tipo de empresas colectivas, creando un amplio sector productivo y de servicios que ejerza una influencia determinante en el comportamiento general de la economía.

Una quinta parte de los costarricenses son cooperativistas | Mis Finanzas en Línea.

Anuncios

Acerca de sreuben

Economista y Sociólogo
Esta entrada fue publicada en Crisis del capitalismo, Enonomía de Costa Rica y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s