El atesoramiento de la riqueza, el peor de los males para la economía


Riqueza concentrada, riqueza malbaratada

Servio Escudrojo

Según un reciente estudio publicado por Barclays y divulgado por Huff Post la crisis parece estar creando condiciones económicas bizarras que tienden a dificultar el restablecimiento de la producción social a los niveles existentes con anterioridad.  Una de esas condiciones tiene que ver con la conversión del capital en forma de tesoro; esto es, de riqueza en forma de “bienes de consumo inutil”.

<meta name="msvalidate.01" content="D679003408AAAF7C3BAE990A9A1B2F0B" />Esta tendencia no es de extrañar para quienes entendemos el sistema de producción capitalista como un proceso de acumulación privada de bienes de producción y trabajo, y que por tanto permite (y estimula) la concentración de la riqueza en pocas manos.

El estudio pone en evidencia tendencias que dentro de la perspectiva de la “economía escolástica” (corrientes de pensamiento que se aferran a los postulados neoclásicos y postkeynesianos), no encuentran asidero teórico, pero que están presentes en el comportamiento de los actores económicos contemporáneos; dejando así incapacitados a los modelos originados en esas teorías de explicar la realidad económica actual.

La tendencia al acrecentamiento en forma de tesoros, de la riqueza poseída que observa el estudio, dentro de los sectores ricos de las sociedades capitalistas (industrializadas y en vías de industrialización), pone en evidencia dos cosas de la mayor importancia: la 1era. que entre más riqueza acumulan estos sectores, más pueden convertir en forma de tesoro, y la 2da. es que esta creciente parte de la riqueza social, así convetirda, no se reincerte en el ciclo de los negocios que generan esa riqueza, sino que queda desprovista de su función de creadora de trabajo y bienestar, congenlada en forma de objetos de valor subjetivo.

Una obra de arte puede valer cuanto el público esté dispuesto a pagar para observarla, pero expuesta en un salón privado para el disfrute de un coleccionista multimillonario, su valor queda encerrado entre las puertas blindadas de la residencia.

De acuerdo con el estudio, sin contar las billonarias inversiones en oro que se han hecho en los últimos años, en los Estados Unidos el 9% de la riqueza poseída por los grandes millonarios ha sido convetida en tesoro; el 9% por los ricos mexicanos y el 15% por los brasileños.  Mientras que en Arabia Saudita y en los Estados Árabes Unidos los billonarios tienen el 18% y el 17% de su riqueza en forma de tesoro.

Tomado de “Tresure Trends”, Barclays / Welth Insights, by Ledbury Research

La distribución general va del 2%-3% de la riqueza de los billonarios quatares e indios, al 17%-18% de los chinos, árabes unidos y sauditas. Un cálculo a ojo de buen cubero resulta en que, aproximadamente, más del 10%-12% de la riqueza personal mundial se ha ya convertido en tesoro.  En términos de la riqueza genérica mundial puede sonar poco, pero en términos de la riqueza de esos países…, ¿cuánto representa ese 10-12% en términos de los recursos sociales de países como Brasil, México, España, Arabia Saudita, China, Reino Unido?, convertidos en alfombras y tapetes, joyas, obras de arte y demás formas atesoradas de la riqueza.

Y como puede apreciarse en el gráfico siguiente, la tendencia de los super millonarios es la de acrecentar su patrimonio en forma de tesoro.

El estudio como puede verse, analiza otras tendencias de este proceso estructural del capitalismo, pero lamentablmente no llega a conclusiones en relación con sus efectos macroeconómicos…, una ausencia recurrente en los análisis de la economía escolástica.

Para el analista desde la economía política, sin embargo, los efectos del atesoramiento de la riqueza es una más de las cortapisas que el sistema pone al proceso de acumulación de capital.  Una contradicción en el funcionamiento del sistema que nace de la naturaleza privada de la apropiación del excedente social de explotación y, por ende, de la toma de decisiones sobre la base de intereses privados, de la utilización de este excedente.

El creciente atesoramiento de la riqueza está esterilizando una parte creciente de la riqueza social, impidiendo que esta parte contribuya a la creación de puestos de trabajo y a la producción de bienes socialmente necesarios.

Otras lecturas relacionadas con el tema en el Blog Escudrojo:

Is it there any solution to the crisis? Not as Krugman-Keynes

¿Solucion a la crisis?

“The Economist” cede ante la evidencia

Tomar a los banqueros como chivos expiatorios de la crisis es un craso error

La represión, sin duda, es también una posible salida a la crisis

Anuncios

Acerca de escudrojo

Un libre pensador: Crítico de una sociedad en la que el capital organiza la vida Blog Escudrojo por Servio Escudrojo se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.Basada en una obra en http://www.escudrojo.wordpress.com.
Esta entrada fue publicada en Crisis del capitalismo, Desinformación de Medios, Economía de las Transnacionales, Economía global. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s