Los cansinos argumentos sobre el défict y la reforma fiscal


“Si persistiera el desequilibrio de las finanzas públicas, la economía y no el Congreso se encargará de pasar la factura mediante la inflación –el más cruel de los impuestos–, el aumento en las tasas de interés y el freno al crecimiento necesario para recuperar el terreno perdido durante la crisis.”   vía Reforma fiscal – OPINIÓN – La Nación.

Desde luego que el país necesita una reforma fiscal pero no para evitar la inflación, como pretende asustarnos el editorialista de La Nación, la Reforma Tributaria es necesaria porque el nivel de ingresos del Estado costarricense es bajísimo con respecto a los otros países con un grado de desarrollo como el nuestro.  En artículo publicado por el mismo Ministerio de Hacienda se hace reconocimiento público de esta situación (http://blog.hacienda.go.cr/Lists/Entradas%20de%20blog/Post.aspx?ID=8)

La Reforma Tributaria es una necesidad porque hace 30 años que el Estado ha dejado de invertir para el desarrollo y para la redistribución del ingreso nacional, y eso ha creado una contradicción social que tiene entrabado el cabal funcionamiento de nuestra sociedad.

El editorialista de La Nación nunca aprendió los elementos básicos de la macroeconomía.  El endeudamiento del Estado no produce inflación mientras sus inversiones y gasto sirvan para generar el debido crecimiento de la producción social.  Más aún, un Estado excesivamente austero (por ejemplo por ingresos fiscales insuficientes) puede generar un enfriamiento de la economía que la conduzca al ralentamiento, al estancamiento e incluso a la recesión; o bien, por el lado del funcionamiento de las relaciones sociales, la generación de un déficit social que crispe la normal cooperación y el normal entendimiento y confianza entre los ciudadanos; y de estos con el Estado, generando entrabamientos serios para el funcionamiento de la sociedad.

Comprenderán que algo así ha pasado en nuestro pais.  Por un lado, la deuda social acumulada por 30 años de políticas públicas omisas de contenido redistributivo y regulador, y por el otro, la falta de inversión y gasto en infraestructura, en salud y en educación principalmente, han generado ese entrabamiento social y económico que debe ser roto con más ingresos fiscales y más gasto social..

El problema que plantea toda reforma triburaria es, como lo entenderán, responderse a la pregunta ¿de dónde provendrán los nuevos fondos?, qué grupos sociales serán los más afectados por las nuevas leyes fiscales.  En definitiva ¿quiénes aportarán los recursos para financiar el gasto público indispensable para el buen funcionamiento de la sociedad?  De por medio está, como se comprenderá, la voluntad redistributiva de la reforma. O de quienes la proponen…

Ya han aparecido análisis (ver Nuestro Pais del 20 de enero) que señalan que la reforma propuesta por el gobierno de Laura Chinchilla pretende cargar ese gasto de manera preponderante a los sectores más numerosos de la población y también a los menos favorecidos por el reparto del producto social.  Ya veremos cómo se desenvuelve en la Asamblea Legisaltiva este debate.  Nosotros ya adelantamos criterio el Lunes pasado, con varios tweets al respecto.

Anuncios

Acerca de escudrojo

Un libre pensador: Crítico de una sociedad en la que el capital organiza la vida Blog Escudrojo por Servio Escudrojo se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.Basada en una obra en http://www.escudrojo.wordpress.com.
Galería | Esta entrada fue publicada en Economía global y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s